Cuidamos de ti y de tu hogar

Truco para desenredar los flecos del mantón

Escrito por Redacción | abril 11, 2015 | Hogar |
flecos_manton

De cara a la Feria de Sevilla o cualquier celebración que implique enfundarse el traje de flamenca muchas serán las que recurran al vestuario y los complementos utilizados en otros años. ¿Has rescatado tu mantón del año pasado del armario con los flecos enredados? ¿Han perdido la forma los flecos de tu mantón? ¿Se han rizado o despeluchado? No te preocupes, es algo normal teniendo el cuenta lo finos y largos que son y es prácticamente imposible conseguir que los flecos del mantón no se estropeen un poco al guardarlos de un año para otro.

Antes de llevar a cabo tediosas labores para recomponer la forma original de tus flecos, prueba el siguiente truco que utilizan muchos profesionales del flamenco para desenredar sus mantones y dejarlos impecables, como el primer día.

Necesitarás: un envase con pulverizador, agua, suavizante para la ropa, un tendedero y unas pinzas.

Pasos a seguir:

1. Dobla el mantón por la mitad, de forma que dibuje el típico triángulo. Doblado, cuélgalo con unas pinzas en el tendedero de forma que queden los flecos de ambos lados del mantón colgando emparejados.

2. Rellena el envase pulverizador con agua y unas gotas de suavizante. Agítalo para que se mezcle por completo.

3. Pulveriza la mezcla sobre los flecos procurando que todos queden mojados (no empapados, pero sí bastante húmedos).

4. Colocando los dedos de las manos como si fueran un peine, ve repasando los flecos, hilera por hilera para desenredar los nudos y dar forma. Hazlo con con movimientos suaves, teniendo en cuenta que a medida que el suavizante penetre en los flecos, irá siendo más sencillo manejarlos. Si algún nudo se resiste, aplica más suavizante para ablandar el tejido.

5. Una vez desenredado, puedes usar un peine de púas gruesas y separadas para dejar tus flecos impecables.

Cuando hayas repasado todos los flecos deja que se sequen al aire libre (no al sol) con el mantón colgado como estaba. Así la gravedad irá devolviendo la forma a los flecos que la hayan perdido. Si es necesario porque los flecos estaban muy doblados, una vez seco vuelve a realizar la operación. Si han quedado ciertos nudos, insiste con el pulverizador sobre esos flecos para poderlos desenredar más detenidamente.

Es importante que no te pases con la dosis de suavizante, ya que no vas a poder retirarlo con un aclarado. Lo mejor es que eches solo unas gotitas en el agua, lo justo para que hagan su efecto. Dejarás los flecos como nuevos y quedará un agradable aroma a limpio.

También te puede interesar: