Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos de limpieza para casas con alérgicos

Escrito por Redacción | junio 18, 2018 | Hogar |
Trucos de limpieza para casas con alérgicos

Existen diferentes maneras de ayudar a quienes padecen alergias en casa. Sus síntomas más frecuentes suelen ser los estornudos, picazón en garganta y ojos, dificultad respiratoria o asma. Eso nos indica que en las casas con alérgicos debemos limpiar de forma efectiva para eliminar los alérgenos domésticos. Entre los más comunes se encuentran: los ácaros del polvo, el polen, los mohos, la caspa de moscas y los excrementos de insectos.

Un plan para combatir la alergia en casa implica la limpieza semanal y regular de tu hogar. Pero, ¿cómo se debe limpiar la habitación de un alérgico, si el solo hecho de limpiar puede desencadenar un sinfín de síntomas de alergia porque se agitan los alérgenos presentes?
Para empezar la persona alérgica debe usar una mascarilla protectora si se has descuidado en la limpieza durante varias semanas. También es importante usar productos de limpieza y herramientas adecuadas, con el objetivo de evitar sustancias químicas que puedan empeorar las reacciones alérgicas.

Herramientas de limpieza para reducir alérgenos

Paños de limpieza: usa paños de microfibra para atraer mejor el polvo. Elige herramientas de limpieza con cabezales extraíbles para que puedas colocarlas en la lavadora y darles una limpieza profunda. Antes de usar los trapos y paños, humedécelos un poco para así atraer la mayor cantidad de polvo en las áreas críticas.

Toallitas húmedas desechables: son una buena opción para atraer el polvo y crean un efecto estático reteniendo el sucio hasta que puedan tirarse a la basura.

Aspiradoras de desinfectante de alérgenos de tela: esta poderosa herramienta usa una luz ultravioleta para matar los ácaros del polvo y las bacterias. También son preferibles las aspiradoras sin bolsa, a las tradicionales.

Productos de lavandería: usa detergentes y productos para lavar que no tengan colorantes ni fragancias intensas. A menudo son los culpables de la irritación de la piel.

Máscaras y guantes protectores desechables o lavables: evita guantes de látex si eres alérgico y busca guantes de goma forrados de algodón para evitar la irritación de la piel.

Productos de limpieza para la reducción de alérgenos

Compra productos de limpieza que contengan la menor cantidad posible de productos químicos, tales como: amoníaco, hipoclorito de sodio, formaldehído y D-limoneno. Estos productos son potencialmente irritantes. Para ello debes aprender a leer las etiquetas antes de comprar o usar cualquier producto de limpieza o lavandería.

Una mejor opción es usar productos naturales como vinagre blanco destilado, zumo de limón para la limpieza y bicarbonato de sodio.

Consejos para reducir los alérgenos en su hogar

Mantén una temperatura entre 20˚C y 22˚C y un nivel de humedad de no más del 50%, para reducir el crecimiento de ácaros y esporas de moho.

• Coloca filtros de partículas pequeñas en el aire acondicionado, sistemas de calefacción y refrigeración central. No olvides cambiarlos o limpiarlos mensualmente.

• Usa trampas o un exterminador profesional para controlar plagas como insectos y ratones. Evita el uso de aerosoles.

No permitas fumar en ningún lugar dentro de la casa.

Baña a tus mascotas por lo menos una vez a la semana si están dentro de la casa. Sin embargo, trata de mantenerlas afuera tanto como sea posible

1- Reduce las alergias en el dormitorio

Es esencial limpiar todo semanalmente porque en los dormitorios tenemos muchas superficies blandas que atrapan el polvo. Comienza por la cama, lava semanalmente con agua caliente las sábanas, fundas de almohadas y mantas. No las cuelgues al aire libre para secarlas porque el polen podría quedar impregnado en ellas. Las almohadas también deben limpiarse regularmente.

Limpia el dormitorio semanalmente, comienza en la parte superior y trabaja hacia abajo. Empieza con ventiladores de techo y lámparas, sigue con persianas y/o cortinas. Espolvorea cualquier mueble utilizando las herramientas de mano. Por último, aspira el piso incluyendo el espacio debajo de la cama y los muebles. Es importante que quites las alfombras de pared a pared, uses suelo madera dura o de baldosas sólidas y alfombras lavables en el dormitorio.
Mantén cerradas las puertas del armario para reducir la transferencia de alérgenos a la ropa y usa contenedores de plástico cubiertos que se puedan limpiar fácilmente para almacenar los artículos que no se usen.

2- Reduce las alergias en el baño

Detén el crecimiento de moho con lejía, peróxido de hidrógeno o un limpiador comercial de moho. También puedes mezclar una solución de tres partes de agua por una parte de lejía. Usa guantes de goma y ventila bien la zona, con un cepillo rígido limpia las áreas afectadas y para las esquinas cerradas, satura toallas de papel con la solución y aplícalas en dichas zonas. Permite que permanezcan en su lugar de diez a quince minutos, luego frota y enjuaga.

Finalmente instala un ventilador de extracción para cuando tomes baños o duchas. Seca con una toalla la bañera o la ducha después de cada uso. Revisa constantemente la bañera, el fregadero y los accesorios del inodoro en busca de fugas y corrige de inmediato.

Lava alfombras y cortinas de baño con frecuencia para inhibir el crecimiento de moho.

3- Reduce las alergias en la cocina

Para evitar el crecimiento de hongos y moho usa un extractor para reducir la humedad. También debes verificar regularmente que el fregadero, refrigerador y el congelador no tengan fugas, en caso de haberlas corrígelas inmediatamente

Mantén limpias las encimeras. Lava los platos después de cada comida, la comida que queda debe almacenarse en recipientes tapados y la basura debe vaciarse con frecuencia para evitar excrementos de roedores y cucarachas.

Quincenalmente, limpia el refrigerador, empezando por los sellos de las puertas y las bandejas de goteo. Limpia los derrames y el exceso de humedad. Trapea los suelos y lava las alfombras. Por lo menos cuatro veces al año, debes vaciar y limpiar los armarios y cajones para quitar las migas.

4) Reduce los alérgenos en tu hogar

En cada habitación de tu hogar comienza a limpiar en la parte superior para que el polvo y los alérgenos se deslicen hacia abajo y puedas capturarlos con una aspiradora o cualquier trapo húmedo.

No olvides limpiar cualquier ceniza o residuo en las chimeneas, así como también cada marco de ventana o superficie horizontal. Elimina el polvo en los muebles de madera,  aspira la tapicería y alfombras. Te recomendamos pasar la aspiradora por las alfombra cada dos días para capturar la mayoría de los alérgenos.

En lugar de usar ambientadores químicos en aerosol, considera cocinar cáscaras de cítricos o especias como la canela y la nuez moscada para refrescar el aire de tu hogar.

5- Reduce las alergias en las áreas de entrada y almacenamiento

Una vez a la semana limpia las entradas barriendo y enjuagando bien el polen.

Evita el crecimiento de moho en el cuarto de la lavadora revisando periódicamente si hay fugas en la lavadora. Una vez que uses la secadora, limpia el filtro de pelusas y no olvides vaciar la papelera. Por lo menos cada tres meses verifica que la ventilación externa de la secadora esté limpia y funcione correctamente.

Usa recipientes de plástico con tapas en los lugares de almacenamiento para evitar que los artículos acumulen polvo, aunque lo mejor es deshacerse del mayor desorden posible.

También te puede interesar: