Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para eliminar el olor a comida en casa

Escrito por Redacción | marzo 27, 2014 | Hogar |
Trucos para eliminar el olor a comida en casa

Por muy bien que huelan nuestros guisos a la hora de cocinarlos o degustarlos en la mesa, nadie quiere que toda la casa acabe con olor a comida. Parece inevitable que al freír un poco de ajo o pescado, cocer unas verduras o guisar unas lentejas el aroma a comida se mantenga, sobre todo en la cocina, incluso habiendo usado el extractor de humos y haber abierto las ventanas.

VER TAMBIÉN: Trucos para eliminar los malos olores de la casa

Sin embargo, hay una serie de hábitos y trucos que podemos poner en práctica después de cocinar e incluso después de limpiar la cocina para evitar dejar ese rastro en el ambiente de nuestro hogar.

Erradicar el olor a comida con vinagre

En general, lo más recomendable para eliminar el olor resultante de guisar en la cocina es poner a hervir una olla con mitad de agua con vinagre a fuego lento reponiendo los líquidos si es necesario. El vinagre es un excelente neutralizador de los olores. Después de apagar el fuego puedes dejar la cacerola sobre el fogón toda la noche para que siga haciendo efecto. Si lo prefieres, para dar un aroma más agradable incluye en el agua pieles de naranja y limón. No lo intentes con velas aromáticas y productos similares, solo enmascararán el olor y se mezclarán en el ambiente.

Si el olor procede de haber frito algo en la sartén, lo primero que deberías hacer es fregarla (o meterla al lavaplatos) y limpiar el fogón, así como los alrededores de la encimera en los que haya podido salpicar el aceite. Si dejamos esas salpicaduras mucho tiempo la cocina seguirá oliendo. Después de esta limpieza puedes recurrir a truco del vinagre.

Olores de los «tupper»

Las fiambreras son una solución magnífica para almacenar restos de comida, congelar guisos o comer fuera de casa. Sin embargo, es frecuente que con el uso continuado estos recipientes empiecen a acumular olores imposibles de eliminar hasta con el lavaplatos. El truco para eliminarlos es más que sencillo: guardar papel de periódico arrugado en su interior, cierra la tapa y mantenlo así un día. Al sacar el papel, el olor se irá con él.

Para evitar los malos olores en la nevera basta con tomarse siempre la molestia de envolver los alimentos con «film» transparente. Si descubrimos que la causa del mal olor es algún alimento en mal estado procederemos a retirarlo y a limpiar la zona con agua con bicarbonato. Después de aclararlo, completaremos la limpieza del interior del frigorífico con un multiusos ordinario. Los limones abiertos por la mitad también ayudan a mantener fresca la nevera. También se suele utilizar una taza con bicarbonato, que además combate el exceso de humedad.

La basura suele ser otra fuente de mal olor. Trata de tirarla cuanto antes el día que hayas comido pescado. Intenta asimismo no almacenarla demasiado tiempo en la cocina. Para ello, lo mejor es que el tamaño del cubo sea mediano. Eso garantiza que sacaremos la basura con mayor frecuencia que si usamos un cubo grande. Además, es recomendable colocar cáscaras de limón en la base, porque dan buen aroma y combaten la mezcla que suele haber en el cubo.