Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para ahorrar en calefacción este invierno

Escrito por Redacción | diciembre 13, 2014 | Hogar |
Trucos para ahorrar en calefacción este invierno

Cada invierno, la calefacción supone uno de los principales gastos en el hogar bien en forma de recibo de la luz o del gas. Si bien en esta época resulta imposible prescindir de este gasto de energía, sí podemos tomar las precauciones necesarias para que el confort en casa no se traduzca en una abultada factura a final de mes.

Repasa estos consejos para cerciorarte de que hacer un uso eficiente de tu calefacción y evitar pagar en la factura más de lo que deberías:

Programa la temperatura ideal: según las organizaciones de consumidores, la temperatura ideal de la calefacción en invierno debe rondar los 20-21º para proporcionar un ambiente agradable en el hogar. Ten en cuenta que, según Facua y la OCU, cada grado que aumentas en la calefacción, el gasto se incrementa alrededor de un 8%. De noche, baja la temperatura hasta los 16º para que se mantenga la sensación de calor y, si es posible, apaga la calefacción.

Deja que el sol caliente tu casa: abre persianas y cortinas en aquellas estancias en las que el sol entre directamente durante el día. Comprobarás que durante las horas de sol, estas habitaciones se calientan con más facilidad.

Comprueba si hay escapes: a veces, por mucho que tengamos la calefacción puesta, el frío entra por grietas y ranuras que se abren en torno a los marcos de las ventanas. Puedes sellarlas con masilla, un remedio muy barato que te permitirá hacer un uso más eficiente de la calefacción. Asimismo, estarás evitando la posibilidad de que en verano entre calor del exterior de la vivienda. No olvides aislar también las puertas con algún tipo de goma o burlete (espuma) que selle bien cuando estén cerradas.

Truco: si alguna de tus ventanas está mal sellada y deja pasar el frío, puedes aislarla con plástico de burbujas, un multiusos en spray y un poco de cinta aislante. Para ello, tendrás que cortar el plástico a la medida de la ventana que quieres cubrir, rociarla con el limpiador y colocarlas burbujas encima con la cara lisa en contacto con el cristal. Puedes ver un ejemplo en este vídeo:


Cierra ventanas y puertas: cuando tengas la calefacción puesta, aísla las habitaciones cerrando las ventanas y las puertas para evitar que se escape el calor. Si tus ventanas son antiguas y no aíslan bien, considera cambiarlas por unas de doble revestimiento. Piensa que es una inversión para un futuro ahorro que te permitirá disfrutar de un hogar más confortable.

Usa termostatos programables: ahorrarás en calefacción si sustituyes los termostatos clásicos por unos que se puedan programar con fecha y hora. De esta manera, podrás controlar la temperatura ideal para cada momento y no cometer excesos. Comprobarás que es la forma ideal de mantener un ambiente confortable en casa.

Abriga tu hogar: si colocas alfombras y cortinas en las habitaciones de tu hogar, estarás reduciendo la sensación de frío.

Aprovecha el vapor de agua: cuando te duches, si dejas la puerta abierta aumentará el calor de las habitaciones anexas al baño.

Paneles reflectantes tras el radiador: colócalos detrás de los radiadores para ahorrar hasta un 20% (según la OCU). Muchas personas colocan papel aluminio, aunque no tiene la misma efectividad que los paneles reflectantes, que son láminas flexibles plateadas con espuma aislante en el interior. Permitirán que el calor se distribuya hacia delante y no a lo largo de las paredes.

Mantenimiento de los radiadores: los radiadores deben estar limpios y libres de adornos y objetos que impidan la salida del calor. (VER TAMBIÉN: Consejos para limpiar los radiadores). Además, recuerda que debes purgarlos de la temporada de frío, para que funcionen correctamente.

También te puede interesar: