Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para ahuyentar a las moscas en casa

Escrito por Redacción | julio 14, 2015 | Hogar |
Trucos para ahuyentar a las moscas en casa

Si nos paramos a pensarlo, durante una buena parte del año, las moscas se convierten en un habitante más de nuestras casas. Sobre todo en los meses de buen tiempo parece que su presencia es inevitable en el hogar. Si bien se trata de pequeñas compañeras inofensivas, pueden llegar a ser una verdadera molestia sobre todo cuando intentamos dormir o simplemente sentarnos a comer a la mesa con tranquilidad.

Para ahuyentarlas, en lugar de usar productos químicos o insecticidas, perjudiciales para nuestra salud, te sugerimos que pruebes con alguno de estos trucos caseros que tradicionalmente se han demostrado efectivos contra las moscas:

- Bolsas de agua: llena de agua bolsas de plástico transparentes y cuélgalas en zonas de paso para las moscas como puertas o ventanas. El efecto óptico resultante repele a las moscas.

- Plantas aromáticas: coloca macetas o ramilletes secos de plantas como el romero, la lavanda, menta, albahaca o citronela cerca de puertas y ventanas. Igualmente, si vas a comer al aire libre, puedes colocar alguna maceta en el centro de la mesa para que las moscas no se acerquen.

- Infusión de agua de nogal: hierve unas hojas de nogal e introduce la infusión resultante en un envase con pulverizador. Después rocía las estancias de tu casa e insiste en las zonas donde las moscas se suelen concentrar.

- Vinagre: limpia tus cristales con agua y vinagre y conseguirás mantener a las moscas alejadas de sus zonas de paso habituales.

- Cítricos y clavo: otro remedio casero sencillo y efectivo es el de cortar por la mitad un limón o una naranja e insertar varios clavos de olor. Coloca mitades del limón con el clavo por toda la casa, especialmente en las zonas donde suelas encontrar moscas.

- Incienso: el humo que desprende este preparado a base de resinas parece ahuyentar a las moscas. Deja que fluya por las estancias de tu casa o colócalo en la mesa donde vayáis a comer en el jardín.

- Trampa casera: corta el cuello de una botella de plástico para utilizarlo como embudo y colocarlo en posición invertida sobre la base de la botella. Para que te sea más cómodo, fija el cuello de la botella a la base con cinta aislante o de embalar.  Después llena la base de la botella por la mitad con agua, miel y azúcar. Las moscas entrarán por el embudo, atraídas por esta dulce mezcla y no podrán salir de la trampa. Ya sabemos lo fácil que entran las moscas en muchos sitios y lo complicado que les resulta salir después.

También te puede interesar: