Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para alquilar tu casa rápidamente

Escrito por Redacción | marzo 31, 2016 | Hogar |
Trucos para alquilar tu casa rápidamente

Muchas familias disponen de segundas viviendas que desean alquilar para obtener unos ingresos extra. Igualmente, otras se ven obligadas a cambiar de domicilio y buscan alquilar sus antiguas viviendas para costear sus hipotecas o simplemente, el alquiler de una nueva residencia al que deben hacer frente.

En cualquier caso, todo aquel que oferta el alquiler de su casa desea encontrar inquilinos interesados cuanto antes. Aunque no todo el mundo lo consigue. El mercado inmobiliario está repleto de segundas viviendas, que no se alquilan por lo poco atractivo de las ofertas. Teniendo en cuenta que, hoy en día, la mayoría de las personas que buscan casa lo hacen a través de internet, cuidar la imagen y la presentación de la casa que se quiere alquilar marcará la diferencia en los tiempos.

He aquí algunos consejos que te serán útiles a la hora de conseguir a través de la Red inquilinos para tu vivienda en el menor tiempo posible:

- Incluye siempre fotos en el anuncio: muchos demandantes de vivienda en alquiler descartan de entrada aquellos inmuebles que no se anuncian con foto. Es un hecho que les hace desconfiar.

- Elige buenas fotos: a veces merece la pena contar con un profesional que saque con su cámara el mejor partido a la vivienda que queremos alquilar. La luz con la que se presentan las estancias, los detalles que se capten en le encuadre, el ángulo de las fotografías,… Son detalles a tener en cuenta que llamarán la atención de los demandantes.

- Ordena y limpia tu casa: no son pocos los inmuebles que se anuncian con imágenes en las que se capta cierto desorden que distrae la atención de lo importante. Es importante que en las imágenes del inmueble que se quiere alquilar no aparezcan camas deshechas, restos de comida, ropa, mascotas e incluso personas. Tampoco es recomendable enseñar estancias con muebles desmontados o colchones al descubierto.

- Arregla desperfectos: nunca deben verse humedades, goteras, suelos golpeados o puertas con daños. Dará la impresión de ser una vivienda descuidada que nadie querrá alquilar.

- Nada de fotos: las fotos personales son un error común en las fotografías con las que se anuncian los inmuebles a alquilar. Debes pensar que, quien busca una vivienda ha de imaginarse viviendo en la que le estás ofreciendo y, difícilmente lo podrá hacer si se encuentra con las fotos de tu boda o tu familia. En general, no deben verse objetos personales.

- Merece la pena pintar: si tu casa no es nueva pintarla le dará un aire renovado y uniforme. Trata de hacerlo en blanco para dar cabida a todo tipo de estilos y que cada uno pueda imaginarse su propio mobiliario.

- Moderniza la decoración: no significa que tengas que cambiar todos los muebles, pero quizá si puedes retirar los menos estéticos y comprar algún complemento de decoración de diseño a buen precio. Un espejo, un cuadro, unas flores, una lámpara, cortinas nuevas, etc.

- Estilo neutro: tanto si decides redecorar, como si optas por comprar algunos detalles, elige una decoración lo más neutra posible, para que cualquiera pueda ver sus muebles en ese espacio. Si hay un estilo dominante muy marcado, estarás condicionando sin quererlo a tu posible inquilino. Esto ocurre especialmente con las casa antiguas y los inquilinos jóvenes.

- Ante todo, luminosidad: para dar más luz a las estancias de la casa que quieres alquilar pinta las paredes de blanco, retira las cortinas oscuras y gruesas y elige visillos blancos, despeja las ventanas para que parezcan más grandes y elige elementos decorativos en tonos blancos y pastel. Encender las lamparillas de algunas estancias puede ayudar también.

- Espacios diáfanos: cuanto más despejadas sean las estancias que se vean en las imágenes, más atractivas serán. Retira todos los muebles que no sean imprescindibles y busca dar la mayor sensación de espacio posible. Nadie quiere una casa que parezca agobiante.

También te puede interesar: