Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para aromatizar el baño

Escrito por Redacción | enero 12, 2016 | Hogar |
Trucos para aromatizar el baño

Muchas personas optan por colocar ambientadores en los baños de sus casas para hacer más agradables estas estancias. Porque, además de la limpieza frecuente necesaria en todo baño, la humedad y el uso continuado por parte de los diferentes miembros de la casa pueden dar lugar a olores desagradables. Para evitarlos, la ventilación es imprescindible, especialmente después del uso de la ducha, que suele provocar condensación, así como del inodoro.

Si te interesa crear un ambiente agradable en tus baños con un aroma fresco y natural, aquí te proponemos tres ideas sencillas y económicas que podrás poner en práctica con poco esfuerzo:

Ambientador casero para baño

Elabora tu propio ambientador con cítricos y especias reutilizando algún bote de cristal o plástico y colocando un trozo de tela que transpire, tipo tul o arpillera. Rellena el recipiente con las especias que quieras combinar y las cáscaras de algún cítrico. En el ejemplo del vídeo, se combina la piel del limón con un poco de clavo y canela. También podemos rellenar nuestro ambientador de lavanda, romero, jazmín, canela con naranja o cualquier aroma que nos agrade.

Aceite esencial en el papel higiénico

Una idea sencilla y eficaz para dar un aroma único a tus baños es verter unas gotas de aceite esencial en el interior del cartón del papel higiénico. Puedes utilizar este truco tanto con el rollo que estés utilizando como con los que almacenes de repuesto en el cuarto de baño. Tan solo unas gotas darán un increíble aroma a tu cuarto de baño sin necesidad de ambientadores. Puedes elegir el aroma que más te guste: lavanda, vainilla, jazmín, rosa, limón, sándalo, etc.

Truco para absorber olores en el baño

Con este otro truco, puedes absorber los malos olores que se generan en el baño a la vez que dejas un buen aroma en el cuatro. Para ello, emplea un recipiente pequeño de plástico (tipo fiambrera) y realiza unos agujeros en la tapa. En el interior, debes echar bicarbonato de sodio con unas gotas del aceite esencial que prefieras. Al cerrar el recipiente, los agujeros de la tapa permitirán que el bicarbonato absorba los malos olores y que el aroma del aceite esencial impregne la estancia.

También te puede interesar: