Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para blanquear la bañera

Escrito por Redacción | agosto 02, 2016 | Hogar |
Trucos para blanquear la bañera

¿Te has fijado que con el paso de los años tu bañera o plato de ducha ha perdido su tono original? El uso diario y la cal del agua van dejando huella con el paso del tiempo en nuestras bañeras, que se tornan amarillentas, sin que la limpieza habitual sea capaz de devolverles su esplendor.

Anteriormente ya te hemos contado cómo eliminar las manchas de óxido de la bañera, pero ahora queremos enseñarte cómo recuperar ese tono original del esmalte de la bañera.

Para esta tarea de blanquear la bañera, el vinagre blanco será tu gran aliado. Puedes usarlo de varias maneras:

- Vinagre + agua caliente: llena con vinagre blanco un recipiente con pulverizador viértelo por toda la bañera. Deja que actúe durante una hora y no te preocupes por el olor, que acabará desapareciendo. Pasado ese tiempo, abre el agua caliente y deja que caiga en un cubo hasta que esté a la máxima temperatura posible. Entonces, coloca el tapón de la bañera y deja que se llene todo lo posible. Deja que el calor del agua y el vinagre actúen hasta que se enfríe por completo y, entonces, vacía la bañera. Ahora solo tendrás que frotar con una esponja por toda la superficie para dejarla impecable.

- Vinagre + bicarbonato: una solución eficaz para muchas tareas del hogar, que en este caso te permitirá limpiar a fondo la superficie de tu bañera. Elabora una pasta espesa con agua y bicarbonato para extenderla por toda la bañera. Una vez hecho esto, pulveriza todo con el vinagre blanco y frota la bañera con una esponja. Cuando hayas acabado, deja que la mezcla actúe durante media hora. Por último, aclara con agua caliente y seca con un trapo limpio.

- Vinagre + sal: mezcla dos cucharadas de sal por cada cuarto de litro de vinagre blanco y deja que repose durante un par de horas. Vierte la mezcla en un envase con pulverizador y aplícala por toda la bañera hasta que quede bien cubierta la superficie. Frota con suavidad con ayuda de una esponja y aclara con agua para finalizar.

Si tu bañera presenta manchas amarillentas de gran tamaño y quieres blanquearla, puedes hacerlo también con una mezcla de agua oxigenada y bicarbonato. Elabora una pasta y extiéndela por toda la superficie de la bañera, especialmente donde se noten más las manchas. Deja que actúe una media hora y después frota con un estropajo suave el esmalte, incidiendo en las zonas más afectadas. Aclara al final para limpiar la bañera.