Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para evitar el polvo en casa

Escrito por Redacción | octubre 23, 2014 | Hogar |
Trucos para evitar el polvo en casa

El polvo está siempre presente en los hogares, a veces incluso justo después de haber limpiado los muebles. Esto se debe a que en ocasiones, sin saberlo, cometemos errores en la limpieza del hogar. Pero también, a que no tomamos las precauciones necesarias para evitar la acumulación inmediata de polvo en nuestro mobiliario.

Especialmente en las familias con miembro alérgicos al polvo y/o cualquier tipo de dificultad respiratoria, estas precauciones resultan muy útiles. Toma nota:

  • Muebles: los barnizados y pulidos son los que menos polvo desprenden. Aún así, límpialos siempre después de aspirar la sala, de arriba a abajo y con una bayeta húmeda para atrapar la mayor cantidad de suciedad posible. Si además friegas el suelo al terminar, lograrás eliminar el posible polvo que se haya depositado en el suelo.
  • Sillones: elimina el polvo con ayuda de la boquilla pequeña del aspirador y evita sacudirlos a golpes para que no se esparza más por la habitación.
  • Televisión: la electricidad estática es la culpable de que nuestro aparato acumule una capa permanente de polvo. Prueba a quitarla aplicando zumo de limón con una bayeta húmeda, incluso en la pantalla. Comprobarás que el efecto es más duradero.
  • Aire acondicionado: el filtro del aire acondicionado suele ser el origen de gran cantidad de polvo en nuestras casas. Hay que poner especial cuidado en el mantenimiento de estos aparatos, sobre todo, si convivimos con alguna persona con alergias o problemas respiratorios. Aprende cómo limpiar el filtro del aire acondicionado para mantener un ambiente saludable en tu hogar.
  • Radiadores: sobre todo con su uso en invierno, los aparatos de calefacción acumulan gran cantidad de polvo. No olvides repasarlos en cada limpieza general y toma nota de estos consejos para limpiar los radiadores que ya te dimos. Igualmente, debes tener en cuenta los sistemas de calefacción de aire central extienden el polvo por toda la casa en mayor medida. En este caso, trata de mantener las rejillas limpias para minimizar el impacto y usa con mucha frecuencia el aspirador.
  • Alfombras, cortinas y cojines: acumulan gran cantidad de polvo, por lo que conviene sacudirlos con fuerza al aire libre para después repasarlos con la aspiradora. Introduce los cojines en la secadora para eliminar los ácaros. Evita las moquetas y, en general, las alfombras innecesarias, puesto que incrementarán la cantidad de polvo en tu hogar.
  • Ropa de cama: una vez por semana conviene cambiar el juego de sábanas para evitar la acumulación de ácaros. Aprovecha ese momento para sacudir colchas, edredones y cojines en el exterior y pásales el aspirador antes de colocarlos de nuevo.
  • Bayetas y productos de limpieza: elige trapos de materiales que no suelten pelusa para no favorecer la aparición de polvo. Las bayetas de microfibras, por ejemplo, son ideales para atrapar el polvo. También encontrarás en las tiendas especializadas productos de limpieza formulados para repeler el polvo de los muebles.

VER TAMBIÉN: ¿Sabes para qué sirve cada tipo de bayeta?

  • Mascotas: debes lavar y cepillar con toda la frecuencia posible a tus animales de compañía para evitar que favorezcan la aparición de más polvo.
  • Exterior: si vives en una zona con tierra o arena cerca, o por la que transitan camiones de obras y coches, el polvo te entrará muy fácilmente por las ventanas. Procura ventilar por las noches o cuando el tránsito sea menor. Ten en cuenta además que las persianas pueden acumular gran cantidad de polvo que entre mediante la ventilación en casa.
  • Aspirador: el mejor aliado contra el polvo, siempre que cambiemos la bolsa con la frecuencia que requiere. Evita los plumeros, ya que no harán más que cambiar el polvo de sitio.

También te puede interesar: