Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para evitar tirar comida en casa

Escrito por Redacción | enero 19, 2017 | Hogar |
Trucos para evitar tirar comida en casa

Desperdiciar comida es un lujo que nadie se puede permitir en un mundo como en el que vivimos, lleno de desigualdades y gente con necesidad. Educar a los nuestros para evitar tirar comida en casa servirá para crear un hábito de disciplina, ahorro y organización que puede resultar muy valioso de cara al futuro.

Por eso, no está de más seguir en casa algunos trucos para evitar tirar comida en nuestro día a día. Comprobarás que es solo cuestión de organizarse:

- Planifica el menú semanal: esto te será útil para saber la cantidad de ingredientes que necesitarás a lo largo de la semana para cocinar y evitar así almacenar productos frescos que no vayas a utilizar. Para ello, ten en cuenta el tiempo del que dispondrás, así como el número de raciones.

- Comprueba las fechas de caducidad: tanto en la nevera como en la despensa, debes tener controlados los productos que van a caducar próximamente para incluirlos como ingredientes en algún guiso.

- Congela lo que sobre: si has hecho comida en abundancia y no se va a consumir de inmediato, lo mejor es dividir las sobras en raciones y congelarlas en envases individuales. La mayor parte de la comida se puede congelar para degustar en otro momento de forma cómoda y sin tener que manchar la cocina.

- Conserva adecuadamente los alimentos: si utilizas papel aluminio, film transparente y recipientes herméticos para almacenar tus guisos, así como los productos frescos en la nevera, estos se conservarán en mejores condiciones y evitarás tener que tirarlos en muchos casos.

- Aprovecha pastas y arroces: son dos platos que aceptan muy bien todo tipo de alimentos frescos que necesites cocinar antes de que se estropeen. Es el caso de verduras, carnes, pescados, quesos, embutidos y todo tipo de conservas.

- Prepara purés: un puré acepta casi toda clase de verduras, por lo que puede ser un buen recurso para evitar que tirar a la basura las que estén a punto de estropearse.

- Aprovecha todo el pan: si ha sobrado pan de una comida y sabes que al día siguiente ya no va a estar en condiciones de consumirlo tienes la opción de congelarlo para utilizarlo en desayunos o meriendas. Para ello, pártelo por la mitad y envuélvelo bien. El día que quieras consumirlo, solo tendrás que sacarlo del congelador y tostarlo u hornearlo para consumirlo inmediatamente y con todo el sabor. Y, si se ha quedado duro, aquí tienes unos cuantos trucos para reaprovechar pan duro.

- La fruta a punto de caducar: si prevés que no vas a poder consumir la fruta que tienes en casa, puedes preparar un batido o un licuado mezclando varios tipos. Las combinaciones suelen ser deliciosas.

- Calcula las cantidades según el envase: muchos fabricantes indican en sus envases las cantidades recomendadas por persona. Sigue estas indicaciones para evitar hacer comida de más que no se pueda congelar después.

 También te puede interesar: