Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para limpiar ventanas y cristales

Escrito por Redacción | mayo 29, 2014 | Hogar |
Trucos para limpiar ventanas y cristales

Los meses de buen tiempo son la época ideal para dar lustre a las ventanas de casa porque hay menos probabilidades de que un chaparrón nos estropee los resultados. Durante el invierno y los meses de lluvia la tarea puede convertirse en misión imposible ya que el esfuerzo de dejar los cristales relucientes suele resultar poco agradecido y de corta duración.

VER TAMBIÉNConsejos para la limpieza general de primavera

Pero, aunque a primera vista pueda parecer un trabajo sencillo, no siempre es fácil lograr que los cristales nos queden impolutos. ¿Quedan marcas o pelusas en los cristales y espejos después de limpiarlos? ¿Estás utilizando el producto o el trapo adecuado? Toma nota de estos sencillos trucos para conseguir los mejores resultados a la hora de limpiar este tipo de superficies:

  • Limpia en días nublados: nunca es recomendable limpiar las ventanas de la casa en días soleados o con viendo cálido soplando, puesto que suele ser una garantía de que quedarán restos en el cristal que se han secado antes de tiempo. Elige mejor días nublados o momentos en los que el sol no haya salido aún (o haya caído ya).
  • El producto: no siempre los productos que se venden como «limpiacristales» en los supermercados son los que ofrecen el mejor resultado. Normalmente, los spray multiusos suelen funcionar también para cristales y espejos de la casa, con lo que a veces no merece la pena comprar productos específicos. Si prefieres garantizarte la eficacia preparando el limpiador tú mismo, hazlo mezclando: agua, una taza de alcohol de quemar, un chorro de amoniaco y una pizca de jabón lavavajillas. Si dejas la mezcla en un envase con pulverizador, podrás recurrir a ella cada vez que toque limpiar cristales. Si no dispones de todos los ingredientes, también puedes valerte solo del alcohol o realizar una mezcla agua tibia con un buen chorro de vinagre blanco. Los resultados serán óptimos en cualquier caso.
  • ¿Trapos o papel? Tanto si utilizar trapos de microfibra como papel de cocina, aunque a primera vista el cristal quedará reluciente, tarde o temprano te darás cuenta de que han quedado restos en forma de pelusas sobre la superficie. Para evitarlo, lo mejor es que uses papel de periódico (la tinta solo manchará tus manos o los guantes) o incluso filtros de café, ya que te ofrecerán el mejor acabado. No obstante, lo ideal será siempre contar con el kit doméstico de limpiacristales (esponja para enjuagas y goma para secar), sobre todo en lo que se refiere a ventanas. En este caso, deberás secar con un trapo la goma en cada pasada para evitar líneas o manchas en el cristal.
  • De arriba a abajo: si quieres que cristales y espejos te queden impolutos realiza la limpieza en sentido descendente y siempre dejando actuar unos minutos el producto para que desincruste la suciedad. En caso de tratarse de un cristal de mampara de baño, sustituye el limpiacristales por un antical potente para garantizar que la superficie queda libre de residuos del agua.
  • No olvides los marcos: a menudo nos solemos centrar en el cristal de nuestras ventanas y dejamos que el armazón acumule polvo y suciedad del exterior. Utiliza una bayeta húmeda con el producto más adecuado para el material con el que estén fabricados: jabón neutro o multiusos, para el plástico, alcohol para el aluminio y limpiador específico para la madera. En cualquier caso, limpia los marcos antes que los cristales para evitar tener que hacer doble trabajo.
  • Persianas abajo: cuando sepas que va a llover baja las persianas para que los cristales permanezcan intactos y las persianas se limpien parcialmente con el agua que caiga. Conviene no dejar que acumulen suciedad de mucho tiempo para evitar limpiezas más profundas y tediosas, así que lo ideal es repasar las ranuras con un trapo humedecido cada vez que limpiemos los cristales.

Conoce otros consejos y trucos sobre la limpieza del hogar: