Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para secar la colada en invierno

Escrito por Redacción | noviembre 24, 2015 | Hogar |
Trucos para secar la colada en invierno

Uno de los grandes inconvenientes del invierno en el hogar es lo difícil que nos resulta a veces secar la colada. Las escasas horas de sol, las bajas temperaturas y las lluvias frecuentes complican y realentizan el proceso de secado de la ropa tendida y nos obligan a veces a usar la imaginación para conseguir unos buenos resultados.

Es posible que en más de una ocasión hayas tendido una colada dentro de casa por culpa de la lluvia y al recogerla te hayas encontrado con que ha acumulado un desagradable olor a humedad. Olor que no se irá de la ropa hasta que no la lavemos y sequemos correctamente de nuevo. ¡Todo un estropicio!

En climas húmedos en los que las lluvias son frecuentes lo más útil es contar con una secadora para terminar la colada. En climas calurosos y secos tendrás que echar mano de estos trucos para secar la colada en otoño y en invierno:

- Siempre que te sea posible y no llueva tiende la ropa al aire libre, aunque no haga sol. El aire secará antes la ropa y evitará ese desagradable olor a humedad.

- Deja espacio suficiente entre las prendas para que se aireen y la humedad se vaya antes. Si no tienes demasiado espacio, una buena solución puede ser alternar en el tendedero prendas pequeñas con otras de mayor volumen. Por ejemplo, colocar calcetines o ropa interior entre las varillas en las que has tendido camisas o sudaderas.

- Si te ves obligado a tender en un espacio interior de la casa procura que esté ventilado. Si es necesario, abre ventanas de diferentes habitaciones para generar corriente. Puedes hacer uso de ventiladores para favorecer la circulación del aire dentro de la habitación en la que tiendes la ropa. Utilízalo siempre que tiendas jerséis de lana, mantas y demás prendas de invierno gruesas.

- Si tienes radiadores en la habitación en la que has puesto a secar la colada enciéndelos para agilizar el proceso y evitar que se acumule el olor a humedad. Lo mejor es situar los tendederos cerca de la fuente de calor para que se sequen bien, pero guardando la suficiente distancia de seguridad.

- Si en un momento dado necesitas alguna prenda del tendedero que aún está húmeda puedes recurrir a la plancha para terminar de secarla como medida excepcional.

También te puede interesar: