Cuidamos de ti y de tu hogar

Usos alternativos del jabón lavavajillas

Escrito por Redacción | septiembre 26, 2018 | Hogar |
Usos alternativos del jabón lavavajillas

El jabón lavavajillas se elabora con una mezcla de sustancias que son elegidas porque no irritan la piel y hacen espuma. Esas sustancias hacen que el jabón lavavajillas sea tan efectivo para combatir aceites y grasas de los platos y otros utensilios. Algunos incluyen hasta aromas y agentes de enjuague.

Veamos cuáles son los usos alternativos del jabón lavavajillas que seguro te sorprenderán. Descubrirás todo el partido que le puedes sacar al lavavajillas Flota.

Lavavajillas para limpiar suelos

El jabón para lavar platos es sorprendentemente bueno como limpiador de suelos. Todo lo que necesitas es mezclar de 1 a 2 cucharadas de detergente en un balde de agua. Al usarlo tus suelos estarán limpios y brillantes al instante.

Es muy efectivo en suelos flexibles, como el linóleo y el vinilo, aunque también funciona bien en baldosas de cerámica. No se recomienda en pisos de madera, ya que pueden mancharse o deformarse por la humedad. Si tienes pisos laminados de plástico, sigue las recomendaciones del fabricante para la limpieza, ya que la mayoría presentan advertencias sobre los efectos de la humedad excesiva.

Para la colada

Entre las manchas más difíciles de eliminar en las telas están las que tienen base de aceite. Para esta difícil tarea el jabón lavavajillas es uno de los mejores quitamanchas que existen. Para eliminar la suciedad frota suavemente el jabón en la mancha de aceite y deja que repose unos minutos antes de lavarla con el agua más caliente posible. Asegúrate de la temperatura que puede resistir cada tipo de tela.

El jabón lavavajillas es lo suficientemente suave como para usarlo en telas finas como la seda y la lana. También es especialmente efectivo en aceites a base de alimentos, como el aderezo para ensaladas.

Para lavar las telas finas como lana y seda, agrega en 4 litros de agua una cucharada de tu jabón lavavajillas favorito. Coloca las telas en la solución y sumérgelas hasta mojarlas por completo. Luego, agita la prenda con tu mano por aproximadamente un minuto, como lo haría la lavadora. Finalmente enjuaga la ropa con agua limpia y fría.

Limpieza de superficies

Si preparas una solución de jabón lavavajillas podrías limpiar encimeras, rodapiés, marcos de ventanas y muchas otras superficies. Una forma fácil de aplicarlo es agregar un poco de jabón y agua tibia a una botella de spray. Aplica a las superficies y límpialas, luego enjuágalas con un paño húmedo y finalmente sécalas.

Limpieza de electrodomésticos

Ya sean pequeños o grandes, todos los electrodomésticos necesitan frecuentemente una limpieza, y el jabón lavavajillas es un excelente limpiador. Los electrodomésticos como microondas, tostadoras, licuadoras, parrillas, hornos, refrigeradores y más, son excelentes candidatos para una limpieza con este jabón. Otros electrodomésticos como lavadoras, secadoras y congeladores, también pueden recibir una limpieza suave y completa con una solución de jabón y agua.

Solo debes asegurarte de enjuagar bien las superficies de los electrodomésticos frotando con un paño húmedo y luego secarlos, para que el acabado sea impecable.

Filtros de aire acondicionado

Otro de los usos alternativos del jabón lavavajillas consiste en limpiar el filtro de malla o de metal de los aires acondicionados. Para eso remoja el filtro en agua tibia mezclada con jabón lavavajillas. Te recomendamos frotar suavemente con un cepillo de dientes, luego enjuagar y secar bien. Si limpias el filtro una vez al mes en la temporada de verano obtendrás un aire más limpio.

Persianas lavables

Las persianas metálicas deben desmontarse y limpiarse hoja por hoja, lo cual no resulta nada divertido. Pero la limpieza puede ser más fácil si utilizas una mezcla de agua y jabón lavavajillas. Es la mejor opción para limpiar persianas.

Limpieza de cristales

El jabón lavavajillas diluido es muy útil para limpiar superficies de vidrio, y es lo mejor para limpiar cristales realmente sucios. Antes de usar un limpiacristales, friega la superficie de los vidrios sucios con jabón lavavajillas diluido para que luzcan brillantes. Si usas una escobilla de goma con la solución sobre el vidrio, puede que no sea necesario usar limpiacristales después.

Desengrasar armarios de cocina

Cuando descuidas los armarios de la cocina, limpiarlos se vuelve una gran tarea. El aceite y la grasa se mezclan con el humo, el polvo y la mugre de la cocina para crear una gruesa capa pegajosa que se adhiere a cada rincón. Una primera línea de combate contra la suciedad en los armarios de la cocina es el jabón lavavajillas y las limpiezas regulares. Mezcla dos cucharadas de jabón con agua tibia para crear una solución y poder fregar los armarios.

Mobiliario de jardín

Una pequeña cantidad de jabón mezclado con agua tibia se puede utilizar para limpiar muebles de plástico o metal que tienes en el patio o jardín. Después de frotar suavemente con una esponja, enjuaga los muebles con una manguera.

También puedes usar esta misma solución para quitar los restos de grasa de las paredes de la barbacoa y de las rejillas del quemador. Asegúrate de enjuagar bien todas las partes antes de volver a usar la parrilla.

Las manchas de aceite en una losa de garaje o del pasillo de entrada, se pueden quitar cubriendo primeramente la mancha con bicarbonato de sodio y luego esparciendo un poco de jabón lavavajillas sobre él. Para frotar la mancha usa un cepillo de plástico, luego déjalo reposar durante varias horas. Luego enjuaga el área manchada y, de ser necesario, repite varias veces hasta que la mancha desaparezca.

Joyería

Mezcla una pequeña cantidad de jabón lavavajillas con agua mineral en un recipiente, luego sumerge las piezas de joyería sucias en la solución durante cinco minutos, batiendo constantemente la mezcla. Puedes usar un cepillo de dientes suave para eliminar la suciedad.

Manchas de la alfombra

La mayoría de las manchas de alfombras pueden eliminarse con una solución de jabón lavavajillas, mezclando una cucharada de jabón en dos tazas de agua tibia. Luego aplica a toques sobre la mancha con un paño limpio humedecido con la solución. Debes repetir el proceso hasta que la mancha se elimine por completo, enjuagando con una esponja y agua fría cada vez. Seca con un paño o con toallas de papel para terminar.

También te puede interesar: