Cuidamos de ti y de tu hogar

Legumbres en verano: Recetas fresquitas

Escrito por Redacción | agosto 01, 2017 | Recetas |
Raw legume on old rustic wooden table.

Garbanzos, alubias, lentejas,… en invierno son los auténticos protagonistas de los guisos. Pero… ¿Qué pasa con ellos en verano? Pues también es posible disfrutar de platos fresquitos y sabrosos de legumbres en esta época del año en la que los guisos calientes y pesados no son los más apetecibles.

Propiedadades

Las legumbres deben formar parte de toda dieta equilibrada. Son un producto que aportan proteínas e hidratos de carbono y tienen un alto contenido de vitamina B y minerales como el calcio, hierro, potasio, fósforo y magnesio.

¡Toma nota de estas de estas ideas para disfrutar de las legumbres en verano!

Humus

Este puré de garbanzos de origen marroquí se convierte en un aperitivo perfecto. Puedes compañarlo tanto de unas tostaditas de pan pita como de unos crudités, y su elaboración es más que sencilla. Vierte en el vaso de la batidora un bote de garbanzos cocidos, aproximadamente unos 400 g, un diente de ajo, un yogur natural sin azúcar, el zumo de un limón, una cucharadita de comino molido un chorrito de aceite, sal y dos cucharadas de tahini (si no tienes, puedes suprimirlo sin problema). Mezcla hasta conseguir la textura de un puré y sirve el humus con un poco de pimentón espolvoreado y un toque de aceite de oliva.

Aliño de alubias

Coge un bote de alubias cocidas y lávalas bien con agua fría. Déjalas escurrir y ve cortando un tomate en dados, un pimiento verde y media cebolla muy picadita. Vierte las alubias junto con las verduras en una fuente, añade una lata de atún o bonito y aliña con aceite, vinagre y sal. Mete la ensalada al menos una hora en el frigorífico y tómala bien fresquita. También puedes añadirle un huevo duro picado, ¡le va fenomenal!.

Lentejas salteadas con setas

Necesitas unos 300 g de lentejas cocidas. Si tienes a mano un bote en conserva, perfecto. Si no, puedes ponerlas a cocer en agua con sal en una olla a presión y en unos 10 minutos estarán listas. Pon a pochar en una sartén con aceite de oliva una cebolla y un diente de ajo, añade unas setas, saltea unos minutos e incopora las lentejas bien escurridas con una ramita de romero o tomillo, una copita de vino blanco y un pellizquito de comino molido. Saltea todo junto durante unos 5 ó 10 minutos hasta que se haya evaporado todo el líquido y salpimenta al gusto. Puedes servir esta ensalada tibia o dejarla enfriar media horita en el frigorífico antes de consumir.

Ensalada de garbanzos con aguacate

Lava en agua fría un bote de garbanzos en conserva y déjalos escurrir bien. Pica media cebolleta, un aguacate, tomate en dados y un poco de queso fresco o feta. Aliña con aceite, sal y el zumo de medio limón (muy importante para que no se oxide el aguacate). Puedes añadir también un poco de rúcula, le dará un toque muy fresquito a esta ensalada.

También te puede interesar: