Cuidamos de ti y de tu hogar

6 Beneficios para la salud del jugo de sandía y cómo hacerlo

Escrito por Redacción | diciembre 05, 2017 | Salud |
6 Beneficios para la salud del jugo de sandía y cómo hacerlo

Los zumos naturales son una manera sabrosa y refrescante de disfrutar de la fruta, si bien no debería sustituir al consumo integral de esta, ya que concentran una gran cantidad de azúcar y apenas retienen fibra. El zumo de naranja es quizá el más famoso de los jugos, presente en desayunos y meriendas de manera tradicional. Son los cítricos en general los que mejor se prestan a ser exprimidos para extraer sus jugos.

Pero hay muchas otras frutas que podemos degustar de esta manera aunque quizá a priori no se nos ocurra. Es el caso del jugo de sandía que hoy te proponemos tanto por su sabor como por sus beneficios para la salud:

1. Beneficioso para el sistema circulatorio: la sandía contiene una considerable cantidad de citrulina, un aminoácido que en nuestro organismo se convierte en arginina, aminoácido esencial para mejorar el flujo sanguíneo y la circulación por los vasos. Esto repercute positivamente a la hora de controlar la tensión en los momentos de estrés, así como para reponer los músculos tras el ejercicio, por ejemplo.

2. Vitaminas y minerales: la sandía contiene sobre todo vitamina C, pero también betacaroteno (que el organismo aprovecha para fabricar vitamina A) y vitaminas del grupo B. Además, en cuanto a los minerales, destacan el potasio y el magnesio, en la pulpa, y el hierro y el zinc, en las semillas.

3. Antiinflamatorio: algunos estudios consideran que el contenido del jugo de sandía en carotenoides, flavonoides y triterpenoides tiene un efecto antiinflamatorio, que convierten a esta fruta en un alimento ideal para consumir antes del ejercicio. Cuanto más madura esté las sandía, mayores serán estos efectos.

4. Antioxidante: la sandía contiene licopeno, un poderoso antioxidante que reporta diversos beneficios a nuestro organismo. Por un lado, protege contra la acción de los radicales libres a nivel cardiovascular, lo que redunda en una menor incidencia de la enfermedad cardíaca. Este antioxidante también protege la piel de los daños de los rayos UV, lo que significa prevención de arrugas, manchas solares y, en definitiva, cáncer de piel.

5. Bueno para los riñones: beber jugo de sandía tiene un efecto purificante que ayuda a eliminar el amoníaco y el ácido úrico del organismo. Incluso es aconsejable en los casos de presencia de cálculos renales.

6. Pérdida de peso: estudios con animales han demostrado que la arginina (que nuestro cuerpo fabrica con la ayuda de citrulina) interfiere en la acumulación de grasas. Además, consumir zumo de sandía favorece la hidratación del organismo sin aportar apenas calorías y con un buen número de nutrientes importantes, lo cual resulta interesante en las dietas de adelgazamiento.

Cómo hacer jugo de sandía

Antes de extraer del jugo de sandía, te recomendamos que limpies la piel para eliminar restos de suciedad, químicos o de cera. Para ello puedes frotar la cáscara con un cepillo y vinagre de manzana. Para obtener el jugo de sandía tienes varias opciones: por un lado puedes usar una licuadora en la que vayas introduciendo los trozos de sandía con un poco de pulpa incluso para aprovechar los nutrientes. Pero también puedes extraer el jugo de sandía directamente de la fruta, valiéndote de las varillas de una batidora.

Comprueba en este vídeo cómo se hace:

También te puede interesar: