Cuidamos de ti y de tu hogar

8 rituales diarios beneficiosos para tu sistema nervioso

Escrito por Redacción | enero 23, 2018 | Salud |
8 rituales diarios beneficiosos para tu sistema nervioso

A veces nos parece que el estrés no nos dan tregua en el día a día. El tráfico matutino, las listas de tareas pendientes o los problemas inesperados alteran la actividad de nuestro sistema nervioso cada día de manera que la sensación de estrés se instala en nuestra rutina. Si no somos capaces de controlarlo, podemos caer en el círculo vicioso estrés-insomnio-desgaste físico y mental con el paso del tiempo.

La clave para reducir el estrés comienza por el «autocuidado» diario, algo mucho menos obvio de lo que parece. Consiste en igualar, si no anteponer nuestras necesidades a las de los que nos rodean para evitar caer en el agotamiento y mantener el equilibrio de nuestro sistema nervioso.

Toma nota de estos ocho rituales beneficiosos para tu sistema nervioso que debes poner en práctica cada día:

1. Duerme bien por las noches: dormir poco nos hace más vulnerables ante las enfermedades y altera nuestro sistema nervioso durante el día. Evita esa sensación permanente de mal humor dando prioridad a las horas de descanso cada día. Conseguirás reponer fuerzas cada día, aumentar tu capacidad cerebral, así como tu productividad.

2. Come adecuadamente: piensa en aquello de «eres lo que comes». Evita los alimentos con alto contenido en azúcar ya que, si bien proporcionan alivio en situaciones de estrés, este es solo momentáneo. En su lugar, opta por alimentos capaces de calmar el sistema nervioso como las pipas de girasol (mejor sin sal y al natural) o el té verde.

3. Resérvate tiempo: además de dedicar el tiempo necesario a los tuyos, dedícate un tiempo a diario (si es posible) para realizar alguna actividad que te llene y despeje tu mente. Practica algún hobbie como clases de yoga, pintura o, simplemente, medita. Leer un buen libro también es ideal.

4. Respira profundamente: sin darnos cuenta, cuando estamos estresados cambia nuestra forma de respirar. Lo hacemos superficialmente. Sé consciente de ello y practica respiraciones profundas en las que tu estómago y las costillas se expandan y se contraigan con cada exhalación e inhalación. Respirar unos minutos te ayudará a recuperar el equilibrio de tu sistema nervioso.

5. Contempla el exterior: a veces, cuando todo lo vemos negro, cambiar de perspectiva puede ayudarnos. Tómate unos segundos para contemplar a través de un ventanal las nubes, el cielo o el agitar de los árboles con el viento. Este simple gesto te reportará paz y tranquilizará tus nervios.

6. Haz ejercicio: con la actividad física nuestro cuerpo segrega en el cerebro sustancias químicas relacionadas con el placer. Trata de incorporar el ejercicio físico a tu rutina diaria, aunque tan solo sea durante media hora al día.

7. Transpórtate con la mente: en situaciones estresantes, visualiza pensamientos positivos o recrea buenos recuerdos como podrían ser las últimas vacaciones. Cierra los ojos, realentiza tu respiración y viaja a ese lugar en el que te gustaría estar por unos minutos. Para ayudarte, trata de recordar diferentes sensaciones como sonidos, olores, sabores, texturas, etc.

8. Productos naturales: como ayuda puedes recurrir a productos naturales como los aceites esenciales o plantas medicinales en forma de infusión.

También te puede interesar: