Cuidamos de ti y de tu hogar

¿En qué alimentos se encuentran las grasas buenas?

Escrito por Redacción | mayo 04, 2014 | Salud |
Que alimentos contienen grasas buenas

Por lo general, las grasas suelen estar relacionada en nuestro pensamiento con aspectos negativos de la dieta, el físico o la salud. No en vano, las grasas están directamente relacionadas con los problemas de obesidad. Pero lo cierto es que son parte de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente y nos aportan la energía necesaria para el día a día. E incluso hay grasas «buenas» cuyo consumo favorece la salud de nuestro organismo, por ejemplo, reduciendo del nivel de colesterol en sangre. Por eso, conviene diferenciar entre las grasas «buenas» y las «malas», así como señalar en qué tipo de alimentos se encuentra cada una.

VER TAMBIÉN¿Qué es el colesterol bueno y el colesterol malo?

Las grasas buenas

Las grasas «buenas» son las insaturadas, generalmente, las que no han sido procesadas y provienen de una fuente natural. Entre sus muchos beneficios, favorecen la absorción de vitaminas como la A, la D, la E y la K. Pero no nos engañemos, tienen muchas calorías, así que su consumo no debe ser excesivo. Pueden ser de dos tipos:

  • Monoinsaturadas: como el aceite de oliva, los frutos secos, el aguacate o el jamón ibérico. Ayudan a mantener los niveles de colesterol.
  • Poliinsaturadas: como los pescados azules (salmón, sardinas, atún, bonito,…etc.), el aceite de girasol, el maíz, las aceitunas, la soja o muchas semillas. Son ricos en ácidos grasos Omega 3, saludables para el corazón.

Las grasas malas

Por otro lado las grasas saturadas son aquellas que suelen provenir de fuentes animales y son consideradas «malas» porque aumentan los niveles de colesterol y favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares. Además, este tipo de grasas son más difíciles de eliminar del cuerpo. Alimentos como la mantequilla, el chocolate y productos cárnicos como salchichas o hamburguesas.

Existe además una subcategoría de grasas «malas» denominadas trans que están presentes en productos sometidos a un proceso industrial en el que normalmente se utilizan aceites vegetales hidrogenados. Es el caso de las margarinas, la bollería, o las galletas y, en menor medida, de los productos lácteos y algunas carnes grasas de rumiantes. Se considera que estos alimentos son especialmente nocivos para la salud del corazón e incluso se relacionan con la aparición de muchos tipos de cáncer.

Quizás te interese también: