Cuidamos de ti y de tu hogar

Blanqueamiento dental: tipos y efectos secundarios

Escrito por Redacción | junio 13, 2016 | Salud |
Blanqueamiento dental: tipos y efectos secundarios

Los dientes van perdiendo su tonalidad natural a lo largo de los años debido al consumo de bebidas y comidas que los tiñen. El café, el té, el vino tinto, los refrescos de cola, los frutos rojos, algunos vegetales y, en general, las comidas con colorantes provocan este efecto en nuestras piezas dentales, que acaban por amarillear. También el tabaco tiene un impacto directo en el esmalte dental que no es posible combatir solo con el cepillo de dientes.

Además de estas causas, hay otros factores que pueden provocar el oscurecimiento de una pieza dental, como son las caries y los empastes o posibles golpes que afecten al riego sanguíneo o al nervio.

Tipos de blanqueamiento

Si estás interesado en un blanqueamiento dental, lo primero que debes hacer es consultar con tu dentista para que te realice la revisión pertinente y se cerciore de cuál es el tratamiento que mejor se ajusta a tus necesidades. A veces, con una simple limpieza bucal se consiguen eliminar manchas de los dientes procedentes del consumo de café o té, por ejemplo.

Pero si deseamos aclarar varios tonos la dentadura, tenemos dos opciones: blanqueamiento en consulta o en casa.

Sea cual sea el tratamiento elegido, el blanqueamiento dental se consigue mediante la aplicación de peróxido de carbamida, un compuesto a base de peróxido de hidrógeno y urea que libera el oxígeno que provoca el blanqueamiento en el diente. En el caso de que el blanqueamiento se realice en la consulta del dentista, el tratamiento consistirá en la colocación de una férula con producto (o el producto directamente sobre los dientes) durante entre 30 o 60 minutos.

blanqueamiento-dental-laser-led

 

El tratamiento más novedoso para realizar un blanqueamiento es el de la fotoactivación, mediante la aplicación de un gel que se deja actuar entre 20 minutos y una hora. Una vez aplicado el gel, se potencia su efecto con un láser o un led. En cualquier caso, antes de aplicar el agente blanqueante será necesario proteger las encías con una pasta de molde para evitar que el efecto corrosivo del producto las dañe.

Según las necesidades de cada paciente, puede ser necesaria más de una sesión para conseguir recuperar el tono natural de los dientes.

En estos casos, se recomienda evitar durante los tres días posteriores al blanqueamiento el consumo de productos que puedan tintar los dientes y resten efectividad al tratamiento.

También existe la posibilidad de realizar un tratamiento dental en casa, que consistirá en la colocación de una férula elaborada por el dentista con el producto. A pesar de que este tratamiento no se realiza en la consulta del dentista, debe ser el profesional el que supervise el blanqueamiento mediante una serie de revisiones.

Igualmente, encontrarás kits de blanqueamiento dental de venta libre, aunque sus resultados no son tan notables y no es recomendable abusar de su uso.

Efectos secundarios 

La sensibilidad en los dientes es el único efecto secundario asociado a los tratamientos de blanqueamiento dental. Se trata de esa sensación de frío en el diente que puede llegar a ser muy molesta en los casos extremos. En caso de molestias, para controlar se puede recurrir al uso de pastas específicas o fármacos.

Además, en los casos de blanqueamiento con kit casero hay mayor riesgo de irritar las encías y causar mayor sensibilidad.

También te puede interesar: