Cuidamos de ti y de tu hogar

Cinco cuidados de la piel imprescindibles en invierno

Escrito por Redacción | enero 02, 2015 | Salud |
Cinco cuidados de la piel imprescindibles en invierno

¿Cuidas igual tu piel en invierno que en verano? Pues debes saber que durante el invierno, las bajas temperaturas provocan, entre otras consecuencias, una mayor sequedad en nuestra piel, al margen del tipo que sea. Por ello es importante que adaptemos nuestras rutinas de belleza a las necesidades que demanda la piel en esta estación.

La sequedad, las irritaciones y la falta de elasticidad suelen ser síntomas propios de la piel durante el invierno. Toma nota de estos consejos de belleza para lucir una piel saludable de los pies a la cabeza este invierno:

El cutis es el principal expuesto al frío durante los meses de invierno, con lo que debemos poner énfasis en su cuidado. Por un lado, eligiendo una limpiadora más suave que en verano, para que no nos irrite el rostro. Úsala mañana y noche con normalidad para eliminar maquillaje e impurezas.

En general, ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura provocados por la calefacción, que puede enrojocer e irritar tu cutis facial. Si tienes la piel algo sensible, es posible que necesites incluso una hidratante especial.

Asimismo, para tratar las arrugas del rostro durante el invierno, los expertos recomiendan usar cosméticos que contengan retinol, vitamina C o péptidos. 

Protege los labios: son una zona que sufre especialmente durante el invierno debido al impacto del viento frío y demás inclemencias. Lo mejor es que cada noche te apliques un buen bálsamo en los labios que actúe mientras duermes. Si eres constante, conseguirás mantener tu boca a salvo de grietas y pellejos durante los meses de frío.

Hidrata bien tu cuerpo: es probable que, con tanta ropa de abrigo ni te percates de la sequedad que puede llegar a padecer durante el invierno la piel de tu cuerpo. Durante esta estación exfolia la piel de tu cuerpo una vez por semana y recuerda hidratarla después de la ducha o antes de acostarte cada día.

Si vas a la nieve, recuerda proteger tu rostro con un buen filtro solar, así como tus labios. El sol en estas circunstancias puede resultar más dañino que el de cualquier día de playa en verano.

Además, es conveniente que durante esta estación uses labiales de color súper hidratantes, que además de dibujarte una bonita sonrisa, protejan tus labios del frío. Si no tienes ninguno, prueba a mezclar tu bálsamo reparador labial con tus colores de pintalabios favoritos.

Zona perinasal: en época de resfriados y gripes, esta es la zona más sensible de nuestro rostro, con tendencia a irritarse y pelarse por el constante contacto con pañuelos de papel y secreciones. Igual que con los labios, lo más efectivo es tratar esta zona de noche, con un bálsamo específico y durante el día mantenerla hidratada constantemente.

Las manos son otro de los puntos débiles de nuestro cuerpo en invierno, en lo que a cuidado de la piel se refiere. A menudo te demandarán crema y se mostrarán secas e incluso ásperas si no las tratas. Las cremas de urea o las fórmulas nórdicas suelen ser lo más efectivo a la hora de restaurar la suavidad las manos. Usa jabón de manos suave y procura usar agua tibia para no irritarlas.

También te puede interesar: