Cuidamos de ti y de tu hogar

Cinco infusiones para aliviar el resfriado

Escrito por Redacción | noviembre 23, 2015 | Salud |
Cinco infusiones para aliviar el resfriado

A medida que los días se vuelven más fríos comienzan a hacer su aparición los incómodos resfriados que difícilmente podemos combatir con medicinas. Esos días en los que la tos, el dolor de garganta, la mucosidad y las leves cefaleas no nos dejan concentrarnos en nuestras tareas diarias solo podemos recurrir al descanso y a algunos remedios caseros que nos permitan aliviar los síntomas para no estar tan molestos. Aquí te proponemos cinco infusiones cuyas hierbas son capaces de acelerar la curación de resfriados y reportarnos un cierto bienestar:

Infusión de tomillo, miel y limón

El tomillo es un antiséptico natural que funciona como expectorante y tiene propiedades antiinflamatorias. Es muy recomendable en los casos de resfriados con tos persistente e irritación de garganta. La miel es antibacteriana y mejora nuestras defensas, al igual que el limón, que proporciona un buen aporte de vitamina C, necesario para prevenir este tipo de malestar .

Para preparar esta infusión debemos conseguir ramas secas de tomillo o en bolsitas para infusión. Bastará con echar dos cucharadas de tomillo en agua hirviendo y dejar que repose durante unos cinco minutos. Después, añade una cucharada de miel, lo más pura posible y un chorrito de zumo de limón.

Infusión de jengibre

El jengibre es un excelente remedio natural para el resfriado que aporta propiedades analgésicas y antibacterianas.

Necesitarás jengibre fresco y, si lo deseas, para dar sabor, miel, limón e incluso canela para elaborar esta infusión. Pica lo equivalente a una cucharada de jengibre e introdúcelo en un vaso de agua hirviendo para que haga infusión. Después añade una cucharada de miel y un poco de jugo de limón, cuyo buen sabor y beneficios contribuirán a que mejores.

Ginger tea-ingwertee on wooden mat with lemon

Infusión de capuchina

Esta planta resulta especialmente idónea para los casos resfriados y gripes con leves afecciones bronquiales. Son las hojas y las flores de la capuchina las que se secan para obtener la infusión. Cómprala en cualquier herbolario y hiérvela durante dos o tres minutos. Después, déjala reposar otros tres minutos antes de colar la infusión y beberla.

Infusión de tila

Permite expulsar toxinas a través de la sudoración, por lo que es adecuada para los resfriados que presentan fiebres leves. Además, fortalece las defensas y previene los catarros.

Para preparar la infusión, utiliza dos cucharadas de tilo (hojas y flores) y hiérvelas un par de minutos. Después, deja que la infusión repose unos diez minutos antes de ingerirla.

Infusión de eucalipto (para inhalar)

El eucalipto es un estupendo remedio para los catarros que implican una incómoda congestión nasal. Bastan cuatro hojas para elaborar una infusión de eucalipto. Hierve las hojas durante tres minutos y retira la infusión del fuego. Entonces, con una toalla que cubra nuestra cabeza, podemos realizar inhalaciones de unos segundos, manteniendo una distancia de unos 30 centímetros para que el vapor no nos dañe la cara.

También podemos ingerir esta infusión para despejar nuestra garganta y sentir un mayor alivio.

También te puede interesar: