Cuidamos de ti y de tu hogar

Clases de té y sus beneficios para la salud

Escrito por Redacción | abril 02, 2016 | Salud |
Clases de té y sus beneficios

Poco a poco el té, se ha ido instalando entre nuestras costumbres alimenticias, más que por su sabor, por los beneficios para la salud que proporciona. Ventajas de sobra conocidas en el mundo oriental y que poco a poco van calando en la sociedad occidental.

Las principales clases de té se obtienen de un arbusto llamado Camellia sinensis cuyas hojas y brotes son molidos para después obtener una infusión al sumergirlos en agua caliente. Su alto contenido el antioxidantes y otros elementos beneficiosos para nuestra salud varía en función de la variedad de té, que depende del tipo de procesamiento al que se someta.

Conoce las principales clases de té y los beneficios para la salud que se les atribuye:

Té blanco

Es una variedad de sabor suave que se obtiene de los brotes más jóvenes de la planta del té, los que aún no se han oxidado. Es uno de lo tés menos conocidos en el mundo occidental, si bien los estudios científicos han demostrado que contiene más antioxidantes que el té verde. Esto le confiere propiedades anti envejecimiento, así como de prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que regula la presión arterial. Además, los estudios más recientes están demostrando que el té blanco tiene poderes anticancerígenos.

Té verde

Es quizá el que más se ha popularizado en Occidente. Se obtiene tras un proceso de oxidación de las hojas de la planta, por lo que pierde algunas de sus propiedades en comparación con el té blanco, pero menos que el té rojo o el té verde. Tiene un sabor suave, aunque si se deja demasiado tiempo después de infusionar, el agua adquirirá un sabor amargo. Proporciona grandes beneficios a la hora de perder peso y reducir el colesterol. Asimismo, tiene grandes beneficios antioxidantes y se considera beneficioso contra el cáncer y las enfermedades nerviosas.

Té oolong

También conocido como té azul, esta variedad es sometida a un proceso de oxidación menor que el té negro, pero mayor que las anteriores clases de té mencionada. Su sabor suele ser agradable e idóneo para aquellas personas que comienzan a tomar té. Se considera que tiene propiedades antioxidantes, controla la tensión arterial y ayuda a regular el colesterol. Además, el té oolong beneficia al sistema inmunológico.

Té negro

Se elabora con hojas de té que son sometidas a un proceso de oxidación mayor que el de cualquier otra variedad. De ahí, su color oscuro y su sabor más intenso. Es estimulante, por lo que su consumo se asocia a la mejora de la atención y la memoria en los procesos de aprendizaje. Igualmente, se emplea como remedio para los casos de hipotensión. También se considera eficaz para para prevenir la arterioesclerosis, el infarto, la osteoporosis y algunos tipos de cáncer, como el de ovarios o el de piel.

Té rojo

Es el único que no Este tipo de té también se ha hecho muy popular debido a sus propiedades adelgazantes, aunque su sabor es más fuerte que el de otras variedades. Se elabora con hojas viejas fermentadas y es frecuente encontrarlo en forma de tortas pequeñas. Como consecuencia de su demostrado poder «quema grasas», su consumo habitual previene las enfermedades relacionadas con el sobrepeso (diabetes, colesterol, aterosclerosis, etc.). Asimismo, el té rojo sirve para desintoxicar el organismo.

También te puede interesar: