Cuidamos de ti y de tu hogar

Claves para adelgazar tras las vacaciones de verano

Escrito por Redacción | septiembre 02, 2015 | Salud |
Claves para adelgazar tras las vacaciones de verano

¿Quieres adelgazar después de las vacaciones? Las comidas más abundantes, el abuso de los dulces, el aumento de la ingesta de alcohol… el abandono de las rutinas deportivas y la relajación de las vacaciones se suele traducir en un aumento de peso durante el periodo estival.

Lo ideal es no excederse durante las vacaciones, pero si no ha sido así, tras este tiempo de descanso basta con seguir unas sencillas pautas para bajar esos kilos de más:

- Recuperara los horarios: realiza cinco comidas al día sin saltarte ninguna: desayuno, almuerzo y cena y dos tentempiés ligeros, a media mañana y por la tarde. Y evita comer fuera de casa, en la medida de lo posible.

- Elimina los alimentos «superfluos»: refrescos, helados, bollería industrial, aperitivos de bolsas… Sustitúyelos por tentempiés saludables, como fruta, yogur desnatado, frutos secos (tostados o al natural)… Y no pases hambre, solo cambia hábitos: cocina al horno, al vapor, planifica tus menús…

VER TAMBIÉN: Siete tentempiés saludables para picar entre horas

- Toma frutas y verduras de temporada: los alimentos sanos suelen «desterrarse» durante las vacaciones. Ahora, aumenta la ingesta de frutas y verduras que son la base de una alimentación saludable y equilibrada. Completa tu dieta variada con pescados y carnes magras, legumbres y cereales integrales.

- Evita el estrés postvacacional: puede llevarte a comer más cantidad de comida y a ingerir alimentos no recomendados. Trata de asimilar el regreso a la rutina desde días antes del fin de las vacaciones, para minimizar los efectos.

- Practica ejercicio de forma habitual: una correcta alimentación debe ir acompañada de una rutina deportiva, cuya intensidad debe ser adecuada a las posibilidades de cada individuo. Lo ideal: al menos tres veces por semana, durante al menos 30 minutos, tratando de aumentar a 40 o 60 minutos.

- Huye de las dietas milagro: que prometen resultados espectaculares y en muy poco tiempo. Tan solo consiguen aumentar el «efecto rebote» por lo que el peso perdido se suele recuperar en poco tiempo. No se debe hacer una dieta puntual para bajar el peso que se ha ganado durante las vacaciones. Hay que mantener unos buenos hábitos en la alimentación y en la actividad física.

- Recurre a un especialista: en el caso en el que lo consideres necesario. Un profesional puede aconsejarte sobre las pautas que debes seguir de un modo más personal.

También te puede interesar: