Cuidamos de ti y de tu hogar

Combate el dolor de espalda con estos consejos de mindfulness

Escrito por Redacción | mayo 01, 2018 | Salud |
Combate el dolor crónico con estos consejos de mindfulness

Quienes viven con dolor de espalda saben que las épocas de estrés suelen coincidir con momentos en los que el dolor es más agudo y las molestias parecen acentuarse. Si es tu caso, además de los tratamientos terapéuticos tradicionales a los que te puedes someter, nunca está demás poner en práctica la conexión cuerpo-mente para controlar el dolor y aliviarlo. Así, con disciplinas como el mindfulness puedes reeducar tus hábitos de movimiento, corregir la postura y controlar el estrés que tanto agudiza los dolores físicos existentes.

Según el mindfulness, si somos capaces de conectar nuestra mente con nuestro cuerpo y ser conscientes de cada movimiento, tendremos mayor poder para controlar el dolor.

Aquí van cuatro consejos de mindfulness para incorporar el movimiento consciente a tu día a día de manera sencilla. Te advertimos: se trata de ideas para practicar a medio plazo hasta interiorizarlas. No existen soluciones exprés…

1. Eleva la pantalla de tu teléfono a la altura de la vista: el uso continuo de los teléfonos móviles inteligentes contribuye en gran medida a los problemas de alineación del cuerpo. Enviar mensajes de texto, leer o revisar las redes sociales son gestos que se realizan a menudo agachando la cabeza y, por tanto, oprimiendo la parte frontal de la garganta. Esto evita que nuestro cuerpo se alargue naturalmente y favorece la postura encorvada, que  acaba por generar dolores. Modificar este hábito no será cosa de un día, ya que requiere práctica, pero conseguirlo cambiará mucho las cosas.

2. Respira conscientemente: es la base del mindfulness y quizá uno de los principales retos a los que nos enfrentamos al intentar practicarlo con éxito. Respirar puede parecer una tarea de niños. Pero, ¿sabes hacerlo conscientemente? Esto significa ser consciente de la respiración mientras realizamos tareas rutinarias y nos relacionamos con el mundo. No se trata se sentarse, cerrar los ojos y respirar. Sino de prestar atención a la respiración con los ojos abiertos y en movimiento.

3. Camina con intención: cuando camines intenta mantener la mirada a la altura de los ojos y no por debajo (nada de ir mirando el móvil, ¡por supuesto!). A menudo muchas personas caminan con la mirada baja y, como resultado, fuerzan el acortamiento dorsal. Debemos recordar que nosotros, al igual que cualquier otro animal, dirigimos el movimiento de nuestros cuerpos mediante la mirada y la cabeza.

10 cosas que las personas mentalmente fuertes hacen diariamente4. Párate: la mayoría de nosotros nos involucramos tanto en cada tarea que realizamos que olvidamos sentirnos a nosotros mismos. Según la disciplina del mindfulness, es como si perdiéramos la consciencia. Para evitarlo, te proponemos programar alarmas en el móvil durante la jornada laboral cada hora para hacer pausas de cinco minutos que te permitan “recuperar” la consciencia y hacer “inventario” de tu cuerpo. Observarás malas posturas y gestos a corregir de los que ni siquiera eras consciente. Además, puedes aprovechar para descansar la vista si la tienes fija en un punto.

También te puede interesar: