Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo combatir el calor con una cena ligera

Escrito por Redacción | agosto 09, 2017 | Salud |
Cómo combatir el calor con una cena ligera

Dormir durante las noches de verano se hace complicado en los días que el calor más aprieta, especialmente, si hemos cenado de forma contundente. De hecho, una de las claves para conciliar el sueño sin dificultades reside en realizar una cena ligera que facilite una digestión óptima y un descanso reparador.

- Cena al menos un par de horas antes de acostarte: Nuestro sistema digestivo debe relajarse para conseguir un buen descanso, especialmente en las noches en las que el termómetro supera los 30 grados.

- Controla las cantidades: por tratarse de un momento relajado, la cena puede convertirse en un momento de distensión en el que perdamos el control de lo que ingerimos. Recuerda que es más fácil controlarlo si colocamos todos los alimentos en un plato, de forma que podamos visualizar la cantidad total y la variedad de los nutrientes.

- Hidrata tu cuerpo: en las noches calurosas de verano, hay que permanecer alerta ante el riesgo de deshidratación. Además, refrescar nuestro cuerpo con agua y alimentos que la contengan

- Evita los fritos y el azúcar: como contrapartida, además de procurar incluir alimentos hidratantes en nuestra cena ligera, debemos evitar consumir fritos y preparados que incluyan grandes cantidades de azúcar ya que favorecen el aumento de nuestra temperatura corporal.

- Nada de alcohol: las bebidas alcohólicas también nos harán pasar calor en la cama si las ingerimos en las últimas horas del día.

- Más verduras y frutas: han de ser las protagonistas de las noches de verano si queremos conseguir una cena ligera. Siempre es preferible cocinarlas con algún método saludable como la cocción al vapor, al microondas o el horneado. Si queremos incluir proteínas, serán preferibles las que se obtienen del pescado o las carnes blancas como el pavo o el pollo. Son alimentos proteicos que favorecerá una cena ligera que nos permita combatir el calor de las noches veraniegas.

- Ensaladas sí, pero completas: si optamos por hacer cenas a base de ensaladas en las noches de más calor, no debemos olvidar que estas pueden incluir las carnes antes mencionadas, e incluso pescados. Asimismo, las frutas son una excelente opción para dar un toque dulce a nuestras ensaladas. Las cenas a base de ensaladas de hojas de lechuga y demás verduras pueden resultar indigestas a la hora de conciliar el sueño.

También te puede interesar: