Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo cuidar nuestras encías

Escrito por Redacción | octubre 19, 2015 | Salud |
Cómo cuidar las encías

Desde niños nos inculcan en casa la importancia de lavarnos los dientes para mantener una boca sana. Pero a menudo se olvida incidir en la higiene de una parte fundamental para la salud de nuestros dientes: las encías. Y no solo en lo referido a la salud bucal, ya que las encías están relacionadas con el riesgo cardiovascular o la diabetes, entre otras enfermedades.

La enfermedad periodontal es una de las más frecuentes en las consultas del dentista y puede suponer un peligro para las piezas bucales de quienes la sufren. Y es que la encía es la encargada de proteger la raíz del diente y garantizar que se mantiene firme. Mantener unas encías sanas se ha convertido además en una cuestión de importancia estética, para aquellas personas que se preocupan por su imagen.

Sigue estos consejos para mantener tus encías sanas y prevenir las enfermedades periodontales como la gingivitis.

- Cada día, cuando te cepilles los dientes, procura apoyar las cerdas en la unión de las encías con el diente para eliminar los restos de comida que hayan podido quedar atrapados en esta zona intermedia. Hazlo con movimientos circulares suaves tanto por las caras externas de los dientes y muelas, como por las externas.

- Repasa al menos una vez al día la encía al completo colocando el mango del cepillo en paralelo al suelo con las cerdas hacia arriba para la encía superior, o hacia abajo para la inferior. Bastará con un barrido suave en cada encía para eliminar los restos que se hayan acumulado entre la encía cada labio. Este movimiento ayudará también a reactivar la circulación de las encías.

- Usa hilo dental o cepillos interdentales al menos una vez al día: de esta manera impedirás que se acumulen restos de comida a la altura de las encías que puedan dar lugar a bacterias y, como consecuencia, a problemas periodontales. Es necesario aprender a usarlos correctamente para no dañar la encía en cada limpieza.

- Renueva cada tres meses tu cepillo o cabezal (si es eléctrico): el estado de las cerdas también incluye en el cuidado de nuestras encías.

- Emplea colutorio, a ser posible, sin alcohol: reseca menos, de forma que no favorece la proliferación bacteriana.

- Come manzana: si no puedes lavarte los dientes, esta fruta es una buena solución excepcional ya que ayuda a eliminar la placa y así mantiene la salud periodontal.

- Acude al dentista puntualmente para realizarte limpiezas: el instrumental de los profesionales es capaz de eliminar la placa a la que no tenemos acceso y que puede perjudicar la salud de las encías.

- No fumes: el tabaco es el peor enemigo de tu boca, tanto en lo estético como en lo que a la salud se refiere.

Es aconsejable revisar con frecuencia la salud de nuestras encías acudiendo al dentista, especialmente si hemos notado algún síntoma que nos haga sospechar: sangrado, enrojecimiento, hipersensibilidad al frío, dolor, mal aliento o movilidad de los dientes adultos.

También te puede interesar: