Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo despejar tu mente en 7 días

Escrito por Redacción | marzo 13, 2018 | Salud |
Cómo despejar tu mente en 7 días

A menudo estamos atrapados en un círculo vicioso de estrés y preocupaciones en torno a las tareas que se nos acumulan y el exceso de trabajo y entramos en un estado de bloqueo mental que no nos deja disfrutar de las cosas importantes. El estrés que produce esa presión constante es uno de los mayores obstáculos a la hora de conectar con las personas que nos rodean. Te proponemos el reto de despejar tu mente y conseguir un espacio emocional a salvo del estrés y las preocupaciones, con el objetivo de hallar el verdadero estado de felicidad.

Sigue este reto de siete días poniendo en práctica estos siete consejos para echar el freno a tu mente y alejarte de las preocupaciones cuando lo necesites para volver a ser la persona amable y generosa que sabes que podrías ser:

1. Despeja la agenda: si te pasas la semana corriendo de aquí para allá para cumplir todo lo que te has marcado en la agenda, debes empezar por despejarla. Programa una cosa menos el primer día para tratar de ir menos apresurado a todas partes y conduce sin prisas y con más amabilidad. Usa ese hueco libre para algo que te haga feliz, preferiblemente, que te permita conectarte con quienes te rodean, sean familiares o amistades. Tómate más tiempo para atender a quienes te reclaman, párate a tomarte un café con un compañero, juega un rato con tus hijos, dedica un rato de conversación sin prisas con tu pareja.

2. Saborea los pequeños momentos: tómate tu tiempo y dedica atención plena a disfrutar de los pequeños momentos de felicidad. Como tomarte un té, leer una revista, ver atardecer, observar la lluvia… Plantéate disfrutar como un ejercicio paso a paso cada uno de estos momentos. Por ejemplo, disfrutar de una taza de té.

- Siéntate en un lugar confortable.

- Rodea la taza con tus manos para sentir el calor.

- Disfruta del aroma unos segundos y trata de identificar cada matiz.

- Saborea el primer sorbo.

- Identifica los sabores en la boca y ve tragando lentamente.

- Disfruta de su sabor hasta el final.

Aparte de este tipo de momentos, trata de fijarte en los pequeños detalles a lo largo del día. Lo que te vas encontrando mientras caminas del coche al trabajo, el paisaje desde la ventana del autobús, etc.

3. Pregúntate cómo te sientes: al menos una vez al día, párate a pensar cómo te encuentras. A veces solo con nombrar nuestros sentimientos conseguimos una cierta sensación de alivio que nos libera para afrontar nuevos retos el resto del día.

4. Encuentra tu espacio mental: muchas personas se esfuerzan mucho por no caer en pensamientos negativos y preocupaciones sin darse cuenta de que están todo el día dándole vueltas a las mismas preocupaciones. Aprender a identificar los pensamientos y sentimientos a medida que los notamos puede reducir la intensidad del estrés y la preocupación, según algunos estudios han demostrado. No trates de huir de los malos pensamientos. Solo tenlos presentes sin dejar que se conviertan en el centro de tu día a día.

5. Practica yoga: esta disciplina se ha demostrado como beneficiosa para aliviar los casos de estrés y ansiedad, e incluso en los casos de depresión. Si no estás iniciado, empieza con breves rutinas de yoga y despeja tu mente a través de la respiración y la concentración. Estira tu musculatura y deja espacio para sentirte tranquilo y sosegado.

6. Sé bondadoso: la bondad funciona como una medicación contra el estrés. Ser bondadoso tiene todo tipo de efectos positivos, tanto a nivel mental como físico. Además, permite disfrutar de interacciones sociales y relaciones más positivas. Busca cómo ponerlo en práctico en tu rutina diaria.

7. Crea un espacio sagrado: una especie de altar de medicación ligar en el que puedas estar callado y quieto te permitirá despejar tu mente cada día. Crea tu rincón en casa con elementos sencillos como velas, aromaterapia, incienso, coloca alguna imagen inspiradora, cubre el suelo con una alfombra acogedora y pon algo de música relajante si lo deseas. etc.

Conseguir desconectar y despejar la mente te permitirá reiniciar cada día para hacer frente con eficiencia a los problemas del día a día.

También te puede interesar: