Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo eliminar pequeñas verrugas o acrocordones

Escrito por Redacción | noviembre 30, 2015 | Salud |
Cómo eliminar pequeñas verrugas o acrocordones

Las pequeñas verrugas o acrocordones son apéndices de piel que suelen originarse en zonas del cuerpo donde hay pliegues o existe un roce permanente, como es el caso de las axilas, los párpados las ingles, las corvas o el cuello. Son inofensivos e indoloros, pero pueden llegar a causar molestias e incluso sangrar por la constante fricción de la piel o la ropa. Al contrario que las verrugas corrientes o los lunares, que deben ser tratados únicamente por especialistas, los acrocordones, si no tienden a caerse por sí mismos, podemos forzar su desaparición con simples métodos caseros.

Alcohol, agua oxigenada o vinagre de manzana

Frota entre dos y tres veces al día cada acrocordón con un algodón impregnado en alcohol, agua oxigenada o vinagre de manzana. Si eres constante, el apéndice de piel tenderá a secarse hasta que se desprenda de la piel. Notarás que el remedio funciona al comprobar que los apéndices van oscureciéndose hasta volverse totalmente negros. Con el mismo fin puedes utilizar aceite de árbol de té, con cualidades antisépticas y gran efectividad frente a este tipo de verrugas pequeñas.

No hay un plazo estipulado para este tratamiento, ya que depende del tamaño del acrocordón, que puede tardar días o semanas en caerse.

Rábano o ajo

Este tipo de verrugas colgantes pueden eliminarse también con alimentos como el ajo o el rábano, cuyos ácidos tienden a secar los acrocordones. Basta con cortar una rodaja de rábano o ajo y colocarla directamente sobre el apéndice de piel, con ayuda de un esparadrapo para garantizar la sujeción. Para garantizar la efectividad de este remedio es necesario cambiar la rodaja cada día, colocando un nuevo apósito.

Hilo

como-eliminar-verruga

Pinterest

Este remedio resulta más apropiado para los acrocordones que son de mayor tamaño. Consiste en cortar el riego de la zona con un trozo de hilo común o seda dental, que anudaremos en la base del apéndice. Basta con dejarlo de esta manera unos días hasta que se caiga por sí solo. Al igual que en los anteriores remedios, el objetivo es secar la verruga, con lo que debes comprobar cada día si el nudo es lo suficientemente firme.

También te puede interesar: