Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo proteger los labios en verano

Escrito por Redacción | junio 29, 2016 | Salud |
Cómo proteger los labios en verano

Durante el verano sabemos que es imprescindible proteger nuestra piel de los daños del sol aplicando protector solar antes de la exposición, ya sea en la playa o caminando al aire libre. Por ello, nos afanamos en adquirir los mejores productos solares, para proteger nuestro rostro, nuestro cuerpo e incluso nuestro cabello y así evitar problemas de manchas, quemaduras y deterioro cutáneo en general. Pero, ¿qué pasa con nuestros labios? ¿Los estás protegiendo del daño solar igual que el resto de tu piel?

Normalmente, prestamos más atención a nuestros labios durante el invierno, para evitar que con las bajas temperaturas se agrieten, dando lugar a molestas heridas en los labios. Sin embargo, el sol y las altas temperaturas tienen el mismo impacto negativo sobre la delicada piel de los labios y, si alguna vez has tomado el sol sin protegerlos, habrás comprobado las consecuencias de no protegerlos del sol.

Toma nota de estos consejos para mantener tus labios sanos en verano:

- Hidrata tu cuerpo adecuadamente: durante los meses de calor debemos vigilar la ingesta de agua, así como de alimentos que nos proporcionen hidratación, tales como frutas y verduras. Un organismo con déficit de hidratación se manifiesta en primer lugar a través de los labios.

- Aumenta la dosis de vitamina C: consumir alimentos ricos en vitamina C permitirá a tus labios recuperarse antes de los daños del sol, especialmente tras el verano.

- Mantén la hidratación de los labios: evita que se resequen con el calor teniendo siempre a mano un bálsamo labial. Evita pasar la lengua constantemente por los labios ya que hace que se resequen más rápido y puede dar lugar a la aparición de boqueras. Si no tienes un bálsamo a mano, es más aconsejable humedecerlos con agua.

- Protégelos del sol: a la hora de salir a la calle en verano es imprescindible aplicar bálsamos que cuenten con factor de protección solar. Evidentemente, si vamos a tomar el sol, será necesario aumentar la protección, con lo que conviene usar un protector labial con filtro solar de los que se utilizan para ir a la nieve. Así evitaremos quemaduras que pueden dar lugar a incómodas heridas en los labios después de una exposición al sol prolongada, como puede ser la de un día de playa o en el campo.

- Exfolia tus labios: al menos una vez por semana es recomendable que realices una exfoliación labial para eliminar las pieles muertas de las capas superficiales. Esto nos ayudará a reducir manchas y evitar calenturas o heridas que comúnmente se dan en esta zona. Puedes emplear tanto exfoliantes labiales como caseros que tú misma elabores mezclando aceite de oliva y azúcar, por ejemplo.

- Aplica hidratación antes del lápiz de labios: tómalo como rutina al maquillarte y aplica un bálsamo hidratante como base para el pintalabios. En su lugar, también puedes cambiar en esta época tus pintalabios por bálsamos labiales con color.

También te puede interesar: