Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para acondicionar los talones para la primavera

Escrito por Redacción | mayo 13, 2015 | Salud |
talones_secos

Se acerca la temporada de sandalias y, con ella, la necesidad de devolver a la vida a nuestros pies después del obligado letargo del invierno. Lo más probable es que cuando vayas a probarte tus sandalias favoritas del año pasado compruebes que tus talones necesitan una puesta a punto para poder lucir unos pies sanos y suaves durante la temporada de calor.

Por eso te proponemos estas rutinas de belleza sencillas que te servirán para eliminar las durezas y posibles grietas de los pies y lucir unos pies sanos desde la primavera:

1. Lima tus talones: si tienes durezas en los talones, la única forma de combatirlas será mediante una lima para pies o piedra pómez. Para el uso de ambas, es recomendable haber ablandado antes los pies, bien en la ducha o bien con una palangana con agua caliente y jabón. De esta manera te será más fácil eliminar la piel dura de la superficie de los talones.

2. Exfolia tus pies: es la mejor manera de eliminar las pieles muertas y pellejos que tienden a aparecer en los talones. Puedes usar cualquier tipo de exfoliante casero (miel y azúcar moreno, aceite de oliva y sal gorda, etc.), aunque si usas zumo de limón con azúcar moreno o sal gorda, además estarás aplicando un tratamiento blanqueante a tus talones, algo que nunca está de más de cara al verano.

3. Nutre las zonas secas: cada noche sigue la misma rutina para devolver la suavidad a tus pies. Antes de acostarte, embadurna por completo la planta del pie con alguna vaselina, aceite, manteca o crema densa (tipo Nivea), con especial insistencia en los talones y durezas en general. Después, cubre tus pies con un calcetines finos y deja que actúe durante toda la noche. Un truco es utilizar para este tratamientos sencillo de noche acondicionador para el cabello. El mismo que utilizas para facilitar el desenredado suavizará eficazmente la piel de tus talones.

4. Mantenimiento: cuando hayas conseguido que tus talones vuelvan a tener un aspecto sano evita que vuelvan a salir las durezas usando un producto acondicionador de pies. Por ejemplo, puedes usar productos naturales como el aceite de coco, la miel o el zumo de limón. Además, durante el verano, conviene dar paseos por la playa (¡el exfoliante más efectivo!) y limarse los talones con suavidad una vez por semana. Y si tienes durezas resistentes, utiliza alguna crema específica para tratarlas.

Si tus talones presentan grietas o eres diabético, lo mejor es que acudas al podólogo para que te prescriba el mejor tratamiento en tu caso.

También te puede interesar: