Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para empezar a correr

Escrito por Redacción | septiembre 21, 2014 | Salud |
Consejos para empezar a correr

¿Hace poco que has empezado a correr o te lo estás planteando? Con el comienzo de septiembre y la vuelta a la rutina llega el momento de mantener la línea y el peso. Correr es una forma sencilla y barata de hacer ejercicio. Correr, además, despeja la mente y alivia las tensiones.

La moda del running crece por momentos, ya que se trata de un deporte sencillo, saludable y económico. Si te has planteado como nuevo reto empezar a correr sigue estos consejos que te ayudarán a practicar esta actividad:

Calzado

El calzado es el elemento del equipo más importante. Para correr son necesarias unas zapatillas específicas para running, no te vale cualquier zapato. Las zapatillas deben tener una buena amortiguación, ya que en el pie, durante una carrera, las fuerzas verticales se multiplican hasta 2,5 veces por el peso del cuerpo.

Para elegir el modelo de zapatillas más adecuado ten en cuenta tu tipo de pie, tu pisada, tu peso, el terreno y la distancia que suelas recorrer. Con las zapatillas adecuadas a la larga evitarás lesiones. A la hora de realizar la compra, no te guíes por las marcas, ni las modas. Si compras un modelo de zapatillas de una temporada anterior puedes ahorrar mucho dinero.

Plan de entrenamiento

Los primeros días debes tomártelo con calma, se trata de ir acostumbrando al cuerpo poco a poco. Independientemente de que te encuentres en buena forma física o de que lleves tiempo sin practicar ejercicio, el comienzo debe ser suave.

Realizar demasiado esfuerzo puede provocarte lesiones, sobrecargas y agujetas. El primer día realiza varias series de carreras muy suaves parándote antes de estar agotado. Alterna correr y andar, poco a poco acumularás más tiempo de carrera continúa. Pasada la primera etapa conviene seguir un plan orientado a tus objetivos.

Alimentación

Hay que seguir una dieta equilibrada corras o no, pero si realizas una actividad física intensa es aún más importante cuidar tu alimentación. Si corres necesitarás más hidratos de carbono, grasas vegetales y proteínas. Apuesta por las legumbres y las carnes magras y deja de lado las carnes grasas y las comidas procesadas.

Descansa

No corras todos los días ya que tu cuerpo no está acostumbrado. El descanso es muy importante cuando estamos entrenando. El cuerpo necesita tiempo para poder afrontar el siguiente entrenamiento y poder rendir de forma adecuada. Lo recomendable serían tres sesiones a la semana, con un mínimo de dos para mantener la forma física. Sobreentrenar puede causar sobrecargas, entumecimientos y lesiones musculares.

Calienta y estira

Realiza un calentamiento previo para preparar tus articulaciones ante el esfuerzo. Haz estiramientos ligeros y camina de forma rápida o realiza una carrera suave en los primeros minutos. Al final de la carrera, realiza estiramientos para devolver el músculo a su posición.

Motivación

Aprende a motivarte, ya que es posible que pasados los primeros días empieces a encontrar excusas para no salir a entrenar y, poco a poco, lo vayas dejando.

  • Tengo poco tiempo: Busca un hueco al principio de la mañana o al final de la tarde y aprovecha los fines de semana para practicar esta actividad.
  • Vacaciones: fuera de tu rutina habitual te costará más encontrar un hueco para realizar deporte. Si estás de vacaciones pocos días puedes tomarte un pequeño descanso, pero siempre teniendo en mente la fecha en la que volverás a correr.
  • Correr solo: Suele ser una de las partes más complicadas, el hacer ejercicio sin compañía. Pero si no has encontrado un grupo fijo para esta actividad, aprende a correr solo (motívate por ejemplo, con música). 

Resultados

Cada persona reacciona de una forma distinta al entrenamiento y su rendimiento dependerá de sus capacidades y su forma física. No hay un tiempo determinado para poder correr 30 minutos seguidos, unos hablan de ocho semanas y otro de doce. Pero si tu objetivo es correr para adelgazar, te en cuenta que no obtendrás un resultado inmediato. Al principio incluso puedes ganar peso, pero a partir de los dos meses notarás que empiezas a perderlo. Lo que si tienes que valorar es que tu capacidad física si mejorará considerablemente.

También te puede interesar: