Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para evitar el síndrome del túnel carpiano

Escrito por Redacción | mayo 16, 2016 | Salud |
Consejos para evitar el síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una dolencia muy común en las manos. Se produce cuando el nervio mediano es oprimido bajo el ligamento carpiano, especialmente en aquellas personas que utilizan mucho las manos en su día a día. Es el caso de deportistas (tenis, ciclismo, gimnasia deportiva, etc.), profesores que tienen que escribir constantemente en la pizarra, o personas que trabajan con el ordenador. El dolor, el hormigueo y una cierta sensación de adormecimiento de la manos son algunos de los síntomas más comunes de esta dolencia.

Salvo casos graves que requieren cirugía, la mayor parte de los casos de síndrome del túnel carpiano pueden prevenirse con una serie de rutinas. Si ya has padecido alguna vez las molestias de este trastorno, te recomendamos los siguientes ejercicios:

1. Pelota de goma: las clásica pelotas para ejercitar la musculatura de las manos te serán útiles para prevenir el síndrome del túnel carpiano. Úsalas a diario para realizar fuertes compresiones de dos o tres segundos en diez repeticiones con cada mano. Si no dispones de una pelota, puedes realizar el ejercicio comprimiendo el puño suavemente y abriendo después los dedos con una leve sacudida.

2. Rotaciones de muñeca: extiende los brazos al frente, de forma que queden paralelos al suelo y con las palmas hacia abajo. Después, gira ambas muñecas a la vez hacia uno y otro lado. Realiza dos series lentas de diez repeticiones.

También puedes hacer otro tipo de rotaciones con las muñecas, colocando los brazos extendidos como te acabamos de indicar, pero no las palmas hacia abajo y hacia afuera. Una vez en esta posición, dibuja con las puntas de los dedos 10 círculos hacia la derecha primero y hacia la derecha después.

3. Estira los dedos: extiende bien los dedos de ambas manos y aguanta en esta posición un par de minutos. Repite un par de veces al día. Estira también el dedo pulgar de cada mano, tirando con la otra mano hacia atrás hasta notar el estiramiento. Aguanta 10 segundos y repite tres veces con cada mano.

4. Puño cerrado: mantén el puño cerrado con las puntas de los dedos recogidas durante cinco segundos. Descansa después desenroscando los dedos pero sin modificar la posición del puño.

Algunos consejos

- Evita que tus manos queden atrapadas bajo el peso de tu cuerpo al dormir porque esto podría causar inflamación.

- Realiza masajes para aliviar las molestias. Presiona levemente con las yemas de los dedos desde el codo hasta la muñeca por la parte del antebrazo en idas y venidas lentas. Repite la misma operación con movimientos circulares. realiza también movimientos circulares en la base de la muñeca, con la palma hacia arriba.

- Emplea las dos manos al realizar trabajos que impliquen levantar peso.

- Usa muñequeras si tu trabajo te obliga a hacer movimientos repetitivos con los muñecas. Evita los instrumentos que vibran.

En el ordenador

Coloca el teclado de forma que solo tengas que estirar los dedos para teclear. Si necesitas flexionar las muñecas, es que tienes una posición incorrecta. Revisa la altura del asiento y la mesa. Al margen de la postura, también debes cerciorarte de que tecleas moviendo solo los dedos y no toda la mano, ya que estarías forzando la muñeca.

Asimismo, es recomendable contar con una almohadilla de teclado para descansar en los momentos en los que no estamos tecleando.

También te puede interesar: