Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para evitar los atracones de comida en Navidad

Escrito por Redacción | diciembre 14, 2015 | Salud |
Consejos para evitar los atracones de comida en Navidad

A pocas semanas de que comiencen las primeras fiestas navideñas es probable que ya hayas comprado algunos de los alimentos que van a protagonizar las fechas señaladas de estas navidades. Los expertos indican que de media tendemos a engordar entre uno y tres kilos durante la Navidad debido a la gran tradición gastronómica de estas fechas. Los expertos en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), las personas con mayor peso corporal tienden a descontrolar sus hábitos alimenticios en estas fechas en mayor proporción, llegando a ganar hasta 1,5 kg por semana. Además, señalan que el colectivo masculino es más propenso a engordar en las Navidades que el femenino, a causa de las generosas raciones y un mayor aguante con el alcohol.

Los atracones en comidas de Navidad o cenas en familia tienen la culpa de la alteración en nuestra dieta y el aumento de peso durante las fiestas. Y es que esta época se convierte para algunos en válvula de escape a los deseos adictivos de comer y en una justificación social para el atracón. Por eso, si queremos evitar estos excesos de los que luego cuesta tanto recuperarse en enero, debemos tener en cuenta algunos consejos como los que recomiendan los expertos del IMEO:

1. Vigila las técnicas de cocinado y presentación para reducir las calorías del plato

Para cocinar de forma más saludable, opta mejor por preparados al horno, papillote, vapor, hervidos, planchas y salteados. Trata de evitar a toda costa los fritos, sofritos, estofados y preparados a la brasa, así como todo tipo de salsas, que pueden multiplicar por tres las calorías del plato. Por ejemplo, 100 gramos de patatas al horno pueden tener unas 105 kilocalorías, mientras fritas alcanzarían las 295 kilocalorías. Igualmente, unos langostinos a la plancha tendrían 95 kilocalorías, mientras que acompañados con mayonesa sumarían unas 369,8 kilocalorías.

2. Compra las raciones justas

Es habitual que una compra excesiva en Navidad acabe dando lugar a atracones de comida. Raciona de forma sensata las cantidades y no caigas en las ofertas comerciales tipo «más por menos». Con ello evitarás además estar comiendo de más toda la semana por culpa de las sobras y ahorrarás en tu presupuesto. Un truco útil es acudir al supermercado después de haber comido y sin prisa. La sensación de hambre puede jugar un papel determinante a la hora hacer una compra sensata.

3. No te saltes comidas

Saltarse comidas antes de una comida o cena señalada de un día festivo es un grave error con efecto contrario, ya que promueve el síndrome de atracón posterior, según los expertos. La mejor opción para afrontar una comida o cena de celebración es realizar pequeñas ingestas cada 2 o 3 horas con alimentos con pocas calorías, a modo de picoteo saludable que nos permita controlar la sensación de hambre en el momento más importante del día.

4. Planificar menús de Navidad con menos calorías

Aprovecha los entrantes y primeros platos para introducir recetas menos calóricas, de forma que lleguemos sin hambre al plato principal. Como postre, es preferible elegir alguna receta casera y acompañarla con cava, que tiene efecto saciante. Entonces será el momento de sacar los dulces navideños para degustar. Los expertos del IMEO nos sugieren algunos platos para reducir calorías en el menú navideño:

- Entrantes y primeros: caldo de gallina y verduras desgrasado, ventresca de bonito del norte con pimientos rojos asados, jamón ibérico, marisco (navajas, percebes, mejillones, gambas a la plancha, langostinos) o pimientos del piquillo rellenos de carne picada.

- Platos principales bajos en calorías: lubina o besugo al horno con ajetes y limón o solomillo de ternera con pimientos verdes.

5. Menos alcohol, menos calorías

El exceso de alcohol no solo suma calorías a nuestras comidas navideñas, sino que además reduce nuestra capacidad de autocontrol. Por eso es recomendable apostar en esas fechas por bebidas como el cava, el vino tinto y la cerveza, dejando de lado los alcoholes pesados.

6. Establece un día depurativo tras un día de excesos

Siguiendo la filosofía de la Dieta de los Días Alternos, resulta recomendable realizar una dieta depurativa los días posteriores a las comidas navideñas. Los expertos del IMEO proponen el siguiente ejemplo:

- Desayuno: descafeinado, 1 zumo de 2 naranjas, 1 yogur desnatado de menos de 60Kcal con una cucharadita de salvado de avena.

- Media mañana: 1 kiwi, 2 nueces.

- Comida: 1 tazón de caldo de verduras depurativas preparado con apio, perejil, cebolla y diente de león; 150grs de queso fresco 0%, un zumo de zanahoria.

- Merienda: 1 onza de chocolate negro, 2 nueces.

- Cena: 1 tazón de caldo de verduras depurativas, 2 lonchas de jamón ibérico, 1 copa de vino tinto.

7. Mantente activo

Durante las fiestas navideñas se suele interrumpir la actividad física rutinaria, muchas veces por el cierre de las instalaciones donde la practicamos. Por ello, será necesario sustituirla por paseos diarios que nos permitan mantener nuestro cuerpo activo y quemar calorías.

También te puede interesar: