Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para hacer deporte en invierno al aire libre

Escrito por Flota | enero 06, 2016 | Salud |
Consejos para hacer deporte en invierno

Las personas deportistas o preocupadas por su salud no tienen por qué interrumpir sus rutinas de ejercicio durante el invierno, aunque las bajas temperaturas no acompañen al ánimo ni a las fuerzas. Solo tienen que adaptar sus hábitos deportivos a las condiciones climatológicas del invierno, lo que implica una serie de claves a tener en cuenta:

Calienta durante más tiempo: durante el invierno, las bajas temperaturas requieren que ampliemos el tiempo habitual de calentamiento. Preferiblemente calienta en espacios cerrados para que tus músculos  alcancen temperatura en el menor tiempo posible.

Usa prendas térmicas: te permitirán conservar el calor corporal y mantener tus músculos en estado óptimo para el ejercicio. Elige materiales tipo «técnicos» que permitan la transpiración y bloqueen el viento o la humedad.

Intenta hacer deporte en las horas de más temperatura: elige, a ser posible, las horas centrales del día para realizar tus ejercicios al aire libre. Así aprovecharás el aumento de temperatura que proporcionen las horas de sol y tu cuerpo responderá mejor al esfuerzo.

Combina con ejercicios de interior: aunque salgas a correr habitualmente, durante el invierno quizá prefieras combinar esta actividad con ejercicios que puedas realizar en espacios cerrados tales como gimnasios o en tu propia casa. Puedes alternar rutinas de abdominales, tablas de ejercicios aeróbicos, estiramientos, etc.

Estira al final: en invierno más que nunca es esencial que realices estiramientos generales al finalizar la actividad deportiva. Te ayudarán a prevenir lesiones que pueden llegar con el enfriamiento de los músculos si paras de hacer ejercicio de golpe.

Mantén el calor al acabar: para evitar contrastes fuertes de temperatura, abrígate bien cuando termines de hacer ejercicio, especialmente si sigues al aire libre. Aunque tengas calor y cierto sofoco, debes intentar que el cambio de temperatura de tu cuerpo sea gradual, especialmente al hacer deporte en invierno.

En los días más adversos, cambia de actividad: no dejes de hacer deporte por un día de grandes lluvias o nieve. Acude a tu piscina más cercana, asiste a alguna clase dirigida o realiza una sesión de máquinas en el gimnasio más cercano. La mayoría te permite el acceso por un día por un precio muy razonable.

No salgas sin gorro ni guantes: para mantener la temperatura corporal idónea, siempre que puedas, es recomendable que protejas tu cabeza y tus manos cuando hagas deporte en invierno al aire libre.

Hidrátate antes, durante y después: aunque creas que solo es necesario cuando haces ejercicio en épocas de calor, es igual de importante hidratarse en invierno.

Aumenta la presencia de la vitamina C en tus comidas: al hacer ejercicio al aire libre, estás más expuesto a los resfriados. Solo lograrás prevenirlos con un buen aporte diario de frutas y verduras que te permita rendir al 100% durante el invierno.

También te puede interesar: