Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para mejorar la circulación de las piernas

Escrito por Redacción | mayo 25, 2016 | Salud |
Consejos para mejorar la circulación de las piernas

En épocas de calor, es frecuente que notemos una mayor pesadez de las piernas, debido a la que sangre circula con más dificultad, lo que favorece la sensación de cansancio e hinchazón. Es un problema que afecta en mayor medida a las mujeres y que puede dar lugar a la aparición de las varices.

Toma nota de estos consejos para aliviar la mala circulación de las piernas:

1. Evita pasar muchas horas de pie o sentado. En caso de que no te quede más remedio, debido a tu trabajo o tus obligaciones, entonces trata de hacer pequeños descansos en los que te obligues a mover las piernas y caminar un poco.

2. Cuando estés en reposo, trata de mantener las piernas en alto, especialmente al final del día, cuando termine tu jornada habitual.

3. Si te ves obligado a trabajar en el ordenador es preferible que uses un reposapiés para evitar la acumulación de sangre en los pies.

4. De vez en cuando, alivia la pesadez de tus piernas con suaves masajes con algún gel de frío. Trata de hacerlos con movimientos ascendentes, de los tobillos a la rodilla.

5. En los meses de verano, evita vestir prendas muy ceñidas que dificultar la circulación de la sangre a través de los vasos sanguíneos.

6. Mejora la circulación de tus piernas con duchas frío-calor en las que alternes el agua tibia con aplicaciones de agua fría en las pantorrillas, en sentido ascendente. Una buena ducha con presión suficiente sería recomendable en estos casos.

7. En los días de más calor, duerme con las piernas ligeramente más elevadas que el resto del cuerpo.

8. Realiza ejercicio a diario para favorecer la circulación sanguínea en las piernas. Puedes realizar el ejercicio que más se ajuste a tus capacidades físicas: desde andar, hasta nadar, pasando por clases de baile, gimnasia o bicicleta.

9. La alimentación también puede ayudarte a aliviar la mala circulación de las piernas. Evita en lo posible la sal en las comidas, para no retener líquidos y consume alimentos con alto contenido en vitamina C y E. Igualmente, reduce al mínimo la ingesta de grasas saturadas.

10. Realiza diariamente ejercicios con las piernas para mejorar la circulación. Aquí puedes ver algunos ejemplos de ejercicios beneficiosos: