Cuidamos de ti y de tu hogar

Siete consejos para reparar el cabello dañado

Escrito por Redacción | abril 20, 2014 | Salud |
Consejos para reparar e cabello dañado

El uso de secadores, moldeadores y demás productos y accesorios para el cuidado del pelo, muchas veces acaba dando como resultado el efecto contrario al deseado: un cabello dañado. Las puntas se secan y se abren, el pelo pierde su brillo y parece que ya nada podemos hacer para que luzca radiante ante el espejo.

No es necesario renunciar a los retoques de tinte o al secador para recuperar la salud de nuestro cabello. Basta con introducir en nuestra rutina de peluquería casera algunos hábitos de cuidado para el pelo que eviten en gran medida el impacto de los productos que utilizamos para estar más guapas.

  1. Usa un champú clarificante: se trata de un champú que limpia en profundidad, eliminando los residuos que los cosméticos, el agua de la piscina o el mar dejan en nuestro cabello. En función de la frecuencia con la que uses lacas, gominas, tintes, ceras, o sometas a tu pelo a los efectos del cloro, deberás lavarte con más o menos frecuencia con este tipo de champús. En principio, bastaría con una vez por semana. Si llevas una coloración semipermanente procura no aplicarte este jabón en las primeras semanas y nunca más de una vez por mes, para evitar que el tinte desaparezca rápidamente.
  2. Descansa del secador unos días. Siempre que puedas prescindir, será como un descanso para el cabello. Aprovecha los días de sol o los paseos al aire libre para que se seque de forma natural. Si usas planchas, descansa también varios días seguidos al mes para que tu pelos se recuperen.
  3. Usa un buen acondicionador que suavice el cabello y te permita desenredarlo con facilidad para que no sufra a la hora de peinarte.
  4. Nutre el pelo con una mascarilla, sobre todo en las puntas. Aplícala, al menos, dos veces por semana para que tu pelo no pierda la hidratación ni el brillo.
  5. Usa un cepillo de cerdas gruesas para facilitar el peinado y romper lo menos posible los cabellos.
  6. Córtate las puntas con frecuencia para sanear el pelo, ya sea acudiendo a la peluquería o por tu cuenta.
  7. Consume frutas y verduras que contengan hierro y vitaminas beneficiosas para tu pelo. Como cítricos, kiwi, piña, zanahoria, aguacate, pimiento rojo, espinacas, brócoli, acelgas, así como frutos secos.

Con todos estos consejos, el secreto de un pelo bonito y cuidado residirá en ser constantes y disciplinados con los cuidados extras que proporcionemos a nuestro cabello, así como en evitar abusar de tintes y aparatos de calor que lo castiguen.

También te puede interesar: