Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos y remedios caseros para el cabello graso

Escrito por Redacción | abril 20, 2015 | Salud |
cabello_graso

Las personas con el cabello graso sufren a menudo al comprobar cómo su pelo no dura limpio ni 24 horas. Las raíces en seguida se engrasan, el cabello pierde cuerpo y vitalidad y la melena se queda apelmazada. Para evitar que el cuero cabelludo se te irrite por la frecuencia de los lavados con productos agresivos, te ofrecemos una serie de consejos y remedios naturales para que cuides tu melena de forma natural y sin dañar la delicada piel de esta zona:

Consejos

- Usa siempre champú con PH neutro (de 5.0 a 5.5). Los champús demasiado agresivos no harán más que resecarte el cuero cabelludo y, a la larga, fomentar la aparición de más grasa de lo normal, como respuesta natural de la piel. Además, si usas muy a menudo champús agresivos, puedes irritar tu cuero cabelludo, dando lugar a la aparición de otros problemas más molestos.

- Lava tu cabello con la frecuencia que necesites, siempre con champú suave. Si quieres espaciar el tiempo entre lavados, entonces sí puedes recurrir a algún champú específico para cabellos grasos, aunque lo normal es que este tipo de cabellos requieran una frecuencia casi diaria de lavados.

VER TAMBIÉN: Siete consejos para reparar el cabello dañado

- Si usas mascarillas o acondicionadores, aplícalos sobre las puntas únicamente y evita siempre la raíz, para impedir que se engrase antes.

- No abuses de los productos fijadores como lacas o gominas, porque contribuyen a que tu melena se ensucie con más rapidez.

- Despeja tu melena de la cara. Evita estar tocándola constantemente o retirándola del rostro, ya que estos gestos hacen que se ensucie y engrase más.

- Procura no usar sueros, aceites ni demás productos súper nutritivos para el cabello, porque solo te engrasarán más la melena. Si tienes las puntas muy secas, córtatelas para sanear y después aplica mascarilla en cada lavado para hidratarlas.

Remedios naturales

1. Mascarilla de yogur y huevo: aplícatela con el cabello sucio por todo el pelo y déjala actuar unos 30 minutos. Luego, lávate el pelo normalmente con un champú suave.

2. Zumo de limón: por su poder astringente, resulta efectivo aplicado como último paso en la ducha, después del champú. Puedes combinarlo también con una infusión de hojas de menta fresca.

3. Vinagre y bicarbonato: es el remedio más natural para lavar el cabello. Se aplica en dos pasos: primero, una mezcla de agua con bicarbonato (una cucharada por vaso) que hará las veces de champú. Después, a modo de acondicionador, empleamos el vinagre de manzana o sidra (tres cucharadas por vaso de agua).

Un truco sorprendente

Si eres de esas personas con el cabello con tendencia a engrasarse puede que alguna vez te hayas visto en un apuro por no poder lavarte el pelo. Ya sea por falta de tiempo, enfermedad o cualquier otro inconveniente, es posible que alguna vez te encuentres con el problema de que no puedes lavarte el pelo y este ya se empieza a ver apelmazado. Por ello, te aconsejamos que eches mano de este truco que te será útil para prolongar el buen aspecto de tu melena entre lavados.

Consiste en aplicar polvos de talco en las raíces del cabello para que absorban el exceso de grasa. Es la misma técnica que se aplica en el conocido como “champú en seco”. Se aplica talco en las raíces con un poco de paciencia (puedes hacerlos con las yemas de los dedos o con una brocha limpia) y siempre intentando no hacerlo en exceso y después se masajean bien las raíces durante unos minutos. Así, el polvo de talco irá absorbiendo la grasa y después solo habrá que sacudir un poco la melena y cepillarla bien para devolver su brillo.

Este truco no conseguirá que luzcas el pelo como si estuviera recién lavado, pero si te ayudará a disimular el exceso de grasa entre lavados o en situaciones en las que te sea imposible lavarte la cabeza.

Otros temas relacionados: