Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos y trucos para depilación con cera

Escrito por Redacción | junio 22, 2015 | Salud |
depilación con cera

Muchos hombres y mujeres optan por la depilación con cera porque les ofrece unos resultados más duraderos y profesionales. La cera depilatoria permite arrancar el pelo desde la raíz, lo que permite que este crezca después más fino y débil, lo que supone una ventaja frente a las maquinillas y las cremas depilatorias. Su gran inconveniente es el dolor que produce al ser retirada de la piel y el riesgo de sufrir pequeñas quemaduras, algo que podemos evitar tomando las precauciones necesarias.

Sigue estos consejos y trucos útiles para que la depilación con cera te dé los mejores resultados:

Tipos de cera depilatoria

Si te vas a depilar con cera caliente clásica, la usada en los centros de estética, tendrás que calentarla en un aparato especial, al baño maría o en el microondas. Tendrás que tener especial cuidado para no quemarte si la usas en casa. Para obtener los mejores resultados, la cera caliente se aplica en dirección del crecimiento del pelo con una espátula de madera en una capa generosa que cubra bien una cara de la pierna. Es aconsejable empezar por la cara delantera (pantorrillas y muslos) y después depilar la cara trasera. Una vez se ha secado la cera de la primera cara, se despegan con cuidado los bordes de la zona del tobillo y se da un tirón a contrapelo, intentando retirar la mayor cantidad de cera posible.

Después de usarla se recomienda aplicar sobre la zona depilada alguna loción antiséptica o aloe vera para evitar irritaciones. Además, este tipo de cera no está recomendada para las pieles sensibles, con problemas de varices

La cera tibia se aplica en tiras mucho más finas que se enfrían con mayor rapidez. Se suele calentar a temperatura media en el microondas y suele incorporar algún tipo de aplicador que nos facilita la tarea. En este caso, la cera se retira tira a tira con ayuda de bandas de papel reutilizables. Con este tipo de cera, el riesgo de quemaduras, irritaciones y varices es prácticamente nulo, aunque no resulta tan eficaz a la hora de arrancar el vello como la caliente, ya que los pelos tienden a partirse.

La cera fría se aplica en bandas que se calientan simplemente al contacto con las manos durante unos segundos. Este tipo de cera es más apropiada para depilar las áreas pequeñas y delicadas como la axila, el entrecejo o el labio superior.

Trucos para la depilación con cera

- Exfolia tu piel 24 horas antes para desincrustar los vellos y eliminar impurezas. De esta manera depilar con cera será más rápido y sencillo.

- Si es necesario, limpia el área que vayas a depilar con alguna toallita o con un poco de alcohol. Así eliminaremos restos de crema u otros productos que podrían restar eficacia a la depilación.

- Aplica polvos de talco para eliminar la humedad y proteger la piel.

Cuando apliques la cera caliente, hazlo con la paleta de madera colocada en perpendicular a la pierna, o en paralelo.

- Con la cera caliente, trata de dejar bordes gruesos con la cera que luego te faciliten arrancarla de una vez.

- Para comenzar a levantar la cera y comprobar que ya está lista para ser retirada solo tienes que presionar los bordes con las yemas de los dedos y comprobar que se desprende la cera. Con los bordes levantados podrás retirarla por completo fácilmente de una pasada.

- En todo caso, cuando vayas a retirarte la cera o las bandas, debes hacerlo en lo posible de una vez y con un ángulo cerrado, lo más próximo posible a la piel. Puedes hacer dos pasadas para garantizar una depilación total: una primera en dirección del vello y otra de repaso a contrapelo.

- Después de depilarte con cera no tomes el sol antes de 24 horas para no dañar tu piel. Ten en cuenta que la cera arrastra consigo la primera capa de la dermis y la piel queda muy desprotegida.

También te puede interesar: