Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez consejos para ayudarte a dormir bien en verano

Escrito por Redacción | agosto 15, 2014 | Salud |
Diez consejos para ayudarte a dormir bien en verano

¿Noches en blanco sin poder dormir?¿Innumerables vueltas en la cama para coger el sueño? En verano nos cuesta más dormir, lo que se conoce como el «insomnio de verano». Las causas de que sea más difícil dormir en las noches de verano son varias: las altas temperaturas, los cambios de horarios y de alimentación y el aumento de las horas de luz.

A continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a conciliar el sueño más rápidamente en los meses estivales:

  1. Come bien. Una cena ligera ayuda a conciliar el sueño. Evita las comidas pesadas y abundantes y, especialmente, los alimentos grasos y los  picantes, que provocan pesadez en el estómago. Opta por tomar ensaladas y sopas frías. No tomes café y bebidas con cafeína a partir de media tarde. Evita también la ingesta de alcohol durante la cena. Estas sustancias estimulan el sistema nervioso, lo que puede influir sobre la calidad del sueño.
  2. Hidrátate. Bebe al menos un litro y medio de agua al día. Con las altas temperaturas se pierden más líquidos por lo que es importante estar hidratados.
  3. Reduce la duración de la siesta. El calor aumenta la sensación de cansancio tras la comida del mediodía, pero no dejes que la siesta influya en tu descanso nocturno y sigue estos consejos para la siesta perfecta.
  4. Evita la luz azul de las pantallas. La exposición a la luz azulada de las pantallas ocasiona alteraciones que pueden provocar insomnio. Pasar las horas previas a dormir frente al televisor o al ordenador puede convertirse en un problema para nuestro ciclo del sueño. Una simple aplicación de escritorio puede ayudarte a ajustar el color de la pantalla de los dispositivos a medida que va progresando el día
  5. Haz ejercicio. Realizar algún tipo de deporte te ayudará a dormir mejor. Lo ideal sería unos 30 minutos de ejercicios al día. Pero ten cuidado ya que realizar ejercicio pocas horas antes de dormir podría sobreestimular.
  6. Limita el uso del aire acondicionado. Para ello ventila las habitaciones en las horas en las que se alcance las temperaturas más altas.
  7. Toma un baño relajante. Un baño antes de acostarse ayuda a favorecer la relajación. Las sales y los aceites esenciales te ayudarán a actuar sobre tu estado de ánimo favoreciendo el descanso nocturno. Lo ideal es bañarse con agua tibia y no permanecer en la bañera más de veinte minutos. Prueba a favorecer la relajación con una música ambiental suave y velas aromáticas. Y si no tienes tiempo… una buena ducha también proporciona bienestar de forma inmediata.
  8. Usa tejidos de algodón. Evita la sudoración que propician los tejidos sintéticos y usa pijamas de tejidos naturales.
  9. Plantas medicinales relajantes. La Pasiflora, Valeriana o Amapola de California pueden ayudar a conciliar el sueño. Estos preparados medicinales de dispensación farmacéutica no tienen los efectos secundarios de los somníferos de origen sintético
  10. ¡Fuera ansiedad! No pienses en las cosas que tienes pendientes por hacer. Haz un listado con tus preocupaciones y sácalas de tu cabeza.

También te puede interesar: