Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez consejos para cuidar las lentillas correctamente

Escrito por Redacción | agosto 03, 2015 | Salud |
consejos para cuidar las lentillas

Cada vez más personas con problemas de visión se convierten en usuarios de lentillas. La comodidad y posibilidades que ofrecen las lentes de contacto permiten a las personas con miopía, astigmatismo, hipermetropía y otros problemas comunes de la vista llevar una vida normal, con todas las actividades a su alcance. De esta manera, las lentillas se convierten en una herramienta básica a la hora de hacer deporte, por ejemplo, una actividad para la que las gafas tradicionales ofrecen muchas más limitaciones.

Asimismo, las lentes de contacto ofrecen una mayor visión periférica, incluso mejor que las de las gafas deportivas, lo que permite una mayor libertad de movimientos, ideal para las actividades físicas. Y, en contra de las creencias populares, las lentillas no pueden perderse dentro del ojo, ni quedarse pegadas al resecarse o salir despedidas del ojo por sí solas. Tampoco tienen por qué causar infecciones si sabemos como cuidarlas y somos cuidadosos con nuestra higiene.

Este es el manual básico para cualquier usuario de lentillas:

1. Limpia tus manos siempre que las vayas a manipular o te vayas a tocar el ojo. Hazlo con un jabón neutro, que no contenga ni aceites ni perfumes. Intenta también secarte con una toalla que no desprenda pelusa para evitar dejar restos en la lentilla.

2. Cuando estrenes lentillas, abre el envase con las manos la limpias y comprueba que la lentilla este en la posición correcta. Solo hay una: cuando tiene forma total de semiesfera. Cuando están al revés es fácil de detectar porque están más aplastadas y con los bordes ligeramente doblados hacia fuera. Igualmente, cuando la lentilla está al revés resulta muy fácil darle la vuelta con un pequeño toque de la yema de los dedos. Cuando están al revés, tienden a mantener está forma aunque ejerzamos presión.

3. En caso de que tengas diferente graduación en cada ojo, coloca siempre las lentillas en cada compartimento del estuche (R y L) en el mismo orden para no confundirte. Sigue también esta regla al quitártelas.

4. Aprovecha el momento de ponerte las lentillas para lavar el estuche. Hazlo con el propio líquido de lentillas y frota el interior si es necesario. No es obligatorio limpiar el estuche a diario, pero sí conviene hacerlo al menos 2-3 veces por semana. El estuche puede acumular con facilidad suciedad (pelos, polvo, restos de maquillaje, etc.) que puede dar lugar a la aparición de bacterias.

5. Si te maquillas, hazlo siempre cuando tengas colocadas las lentillas y retíratelas antes de desmaquillarte. en caso de que observes que la lentilla ha quedado manchada con restos de maquillaje, aclárala sobre tu palma de la mano frotando si es necesario con la yema del dedo índice para dejarla limpia.

6. Si llevas tiempo sin ponerte las lentillas, revisa que no se hayan quedado sin líquido, es posible que éste se haya evaporado.

7. Usa cada par de lentillas el tiempo recomendado por el fabricante o por el especialista. Prolongar su vida útil puede provocar infecciones o irritaciones que pondrán en peligro nuestra salud visual.

8. Siempre que viajes procura llevar un par de repuesto, así como unas gafas para descansar los ojos. Si te bañas en el mar o en la piscina, procura desinfectarlas lo antes posible tras el baño.

9. Si te las vas a poner después de una larga jornada, es recomendable aplicar una gota de solución líquida en cada lentilla antes de colocarlas para hidratar el ojo.

10. Nunca las limpies con agua o con saliva ya que estarás poniendo en peligro tu salud ocular. Tampoco duermas con ellas a no ser que tu especialista te haya dicho que tus lentillas sí lo permiten.

Lentillas para el sol

¿Sabías que, al igual que hay gafas para protegerse del sol, también se hacen lentes de contacto con el mismo fin? Resultan ideales para deportistas que desempeñan su actividad al aire libre y desean hacerlo con mayor comodidad y a pleno rendimiento. Al igual que sucede con las gafas de sol, se fabrican lentillas con diferentes tintadas (marrón, verde, gris, etc.) en función de las múltiples necesidades de los deportes. Son los especialistas en óptica y optometría los que deben recomendarnos las lentes tintadas que mejor se adaptan a la actividad que desarrollamos.

El uso de este tipo de lentillas con protección para el sol no se reduce solo a las personas con problemas comunes de visión, ya que quienes no son usuarios de lentes correctoras también pueden hacer uso de este tipo de lentillas tintadas y así poder prescindir de las incomodidades que a veces las gafas nos causan.

También te puede interesar: