Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez consejos para unas uñas perfectas

Escrito por Redacción | agosto 10, 2014 | Salud |
manos_unas_sanas

Tus manos y tus uñas configuran parte de la primera impresión que das a los demás. Tanto para tu vida social, como para tu trabajo, es importante que su apariencia sea cuidada y saludable. Tanto si llevas color como si las llevas al natural, te recomendamos que sigas estos consejos para lucir unas uñas de revista:

  1. Hidrata tus uñas con frecuencia con un aceite específico. Al igual que la piel, necesitan una nutrición que evite que se debiliten y se abran en capas.
  2. Córtate las uñas siguiendo la forma de tu cutícula: redondeada, semicuadrada o cuadrada. Lo más conveniente es que lo hagas al salir de la ducha, cuando se han reblandecido por la acción del agua tibia.
  3. De vez en cuando, trata con un aceite especial las cutículas para reblandecerlas y que se retraigan fácilmente. Usa un palito de naranja para empujarlas o recórtalas si tienes experiencia.
  4. Lima las uñas siempre en el mismo sentido y con la forma que te marcan tus cutículas (la misma que has seguido para cortar). No limes los laterales para evitar que la uña se debilite.
  5. Siempre que te apliques crema de manos, repasa también las uñas para hidratarlas. También puedes tratarlas de vez en cuando con exfoliante, que eliminará las células muertas.
  6. Si sueles pintarte con esmaltes de color, usa antes una capa de esmalte base que proteja la uña y evite que amarillee. Existen lacas de base con diferentes tratamientos para mejorar la calidad de la uña. Busca el que más te convenga.
  7. Al pintarte con color, espera unos minutos entre la base protectora y la laca. Para que la cobertura sea perfecta, aplica una segunda capa pasados unos minutos. Es mejor aplicar dos capas finas que una más gruesas, que tardará en secarse más y quedará peor.
  8. Utiliza quitaesmaltes sin acetona, que resecan y debilitan menos las uñas.
  9. De vez en cuando, deja respirar tus uñas varios días sin aplicar colores.
  10. Ponte guantes siempre que friegues o realices cualquier tarea similar que pueda dañar tus uñas.

Si se te rompe una uña utiliza algún set especial para repararla hasta que crezca la parte fisurada. Son muy cómodos y evitan que tengas que modificar toda tu manicura.

 También te puede interesar: