Cuidamos de ti y de tu hogar

La espelta, el cereal primitivo más completo

Escrito por Redacción | octubre 05, 2016 | Salud |
La espelta

Se trata de un cereal milenario que en los últimos años ha vuelto a cobrar relevancia en el terreno nutricional y gastronómico. El cultivo de espelta en España data de hace 5.000 años, sin embargo, a partir del siglo XIX, su producción se vio relegada por la del trigo común. Analizamos por qué y te descubrimos las cualidades nutricionales que convierten a este cereal en el más completo desde el punto de vista nutricional.

La espelta se considera un cereal primitivo ya que apenas se ha transformado a lo largo de la historia. De hecho, es el origen de todas las especies de trigo que se conocen hoy en día. Usado en la antigüedad por países orientales y extendido su uso por Europa durante la Edad Media, fue a partir del siglo XIX cuando comenzó su declive debido a una razón fundamental: los agricultores se dieron cuenta de que podían obtener una mayor rentabilidad del trigo común, con lo que su producción quedó relegada a usos muy concretos.

La razón de esta diferencia en la rentabilidad reside en que la espelta requiere de un proceso previo al molido para retirar la cáscara que, a diferencia de lo que sucede con el resto de las variedades de trigo, la cosechadora no es capaz de eliminar. A esto se le suma que la espelta es una variedad que tarda unos 10 meses en cultivarse, por lo que su producción es más costosa.

Como contrapartida, se trata de un cereal muy resistente que soporta climas fríos y húmedos y no necesita de pesticidas para su cultivo, ya que la vaina que protege el grano y que precisamente encarece su producción, lo convierte en menos vulnerable a las plagas. Es por eso que se considera que la espelta es ideal para los cultivos ecológicos, ya que además está más protegida ante los posibles contaminantes.

Beneficios nutricionales de la espelta

El cultivo de este cereal de la familia del trigo ha resurgido en los últimos diez años debido al auge de los cultivos ecológicos y al creciente interés por las dietas saludables, ricas en alimentos integrales, bajas en procesados, grasas y azúcares.

Quizá lo que hace más atractivo el consumo de espelta es que aporta todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede producir por sí mismo. Pero además, el hecho de que la espelta contenga una cobertura externa lo convierte en un alimento muy rico en fibra y por tanto ideal para quienes sufran de estreñimiento.

Asimismo, la espelta destaca por su alto contenido en carbohidratos (de absorción lenta) y su baja proporción de grasas, monoinsaturadas y poliinsaturadas en su totalidad. También es rica en vitaminas del grupo B y E, así como minerales como el calcio, el potasio, el magnesio o el fósforo.

A la hora de su consumo, la espelta es más digerible que el trigo y al asimilarse lentamente por parte del organismo no genera altibajos glucémicos, por lo que está recomendada para personas con necesidades energéticas especiales o que vayan a realizar esfuerzo físico prolongado

Como con todos los cereales, para un total aprovechamiento de sus nutrientes, se recomienda el consumo de las versiones integrales, tanto en granos, como harinas o preparados como pan o galletas.

También te puede interesar: