Cuidamos de ti y de tu hogar

Mitos sobre beber agua en abundancia

Escrito por Redacción | agosto 17, 2015 | Salud |
Mitos sobre beber agua en abundancia

Muchas personas que han decidido pasarse a la vida sana han convertido a la botella de agua en su compañera inseparable. Allá donde van, la botella de agua les acompaña, ya se encuentren en el trabajo, en el gimnasio o de paseo por la calle. No es que estas personas tengan habitualmente más sed que las demás, sino que se han propuesto beber agua en abundancia. El argumento más común es que “beber agua es sano”, y, cuanto más, mejor. Pero, ¿es eso cierto? Estos son los mitos más comunes relacionados con el consumo abundante de agua:

-Hay que beber al día dos litros de agua: los médicos y científicos coinciden en que para mantener nuestro cuerpo hidratado es necesario ingerir dos litros al día, pero eso no implica consumir ocho vasos de agua. La mitad del aporte debe proceder de la alimentación, esencialmente de frutas y verduras. El resto, no solo procede de la ingesta del agua, ya que el consumo de zumo, café, té y otras bebidas también sirve para hidratar al organismo.

- Hay que beber sin tener sed: por lo general, nuestro cuerpo nos avisa a tiempo cuándo debemos hidratarnos, por lo que, en condiciones normales no es necesario forzar la ingesta. Los casos de ancianos, niños, personas enfermas y deportistas son los únicos que deberían beber agua de forma preventiva, ya que sus necesidades de hidratación son especiales en comparación con el resto de la población. Igualmente, durante las olas de calor, hay que ser especialmente insistente en la ingesta preventiva de agua para evitar los golpes de calor.

- Beber adelgaza: por más que las marcas de agua mineral nos sugieran que beber mucha agua ayuda a depurar nuestro organismo y a eliminar las grasas que nos sobran, faltan estudios científicos que demuestren que bebiendo agua se adelgaza. Eso sí, engorda menos beber agua que cualquier otra bebida, pero ello no implica que debamos ir con la botella a cuestas.

- Beber más agua mejora la salud: si bebemos más agua de la que nuestro cuerpo necesita, no solo no estamos mejorando la salud de nuestro organismo, sino que además podemos estar haciendo sufrir a nuestros riñones o nuestro corazón. Beber buenas cantidades de agua ayuda en la recuperación de las infecciones de orina o las gastroenteritis, pero siempre, por consejo de nuestro médico.

- Beber más agua mejora la piel: si bien parece demostrado que beber solo agua y bebidas naturales en lugar de alcohol y refrescos azucarados mejora la salud y la apariencia de la piel, mejora la apariencia de la piel, beber agua en exceso no va a mejorar su salud. El agua no remedia los inconvenientes de las pieles secas, porque la hidratación de la piel no depende directamente de su ingesta. Sin embargo, la deshidratación también se manifiesta a través de la piel, por lo que debemos mantener el aporte de líquidos necesario para que el organismo funcione correctamente.

También te puede interesar: