Cuidamos de ti y de tu hogar

Cinco pasos para lucir unas cejas perfectas

Escrito por Redacción | mayo 23, 2014 | Salud |
Cinco pasos para unas cejas perfectas

Las cejas son las grandes olvidadas de nuestro rostro. Pocas mujeres son las que reparan en que al maquillarse suelen quedar en un segundo plano y hasta desaparecen bajo los polvos compactos. Y no hay que olvidar que las cejas enmarcan la mirada y pueden aportar un cambio drástico (y positivo) a nuestra imagen.

Estos son los pasos que deberías seguir para lucir unas cejas perfectas en cualquier ocasión:

  1. Recorta el vello: para dar uniformidad debes recortar los pelos que sobresalen al peinarte las cejas, primero hacia arriba y después hacia abajo. Así conseguirás igualar el vello y que no sobresalga ningún pelo rebelde.
  2. Decide la forma de tus cejas: parece algo muy obvio, pero a veces el problema reside en que la ceja carece de una forma clara. Ten en cuenta que las cejas más rectas suelen acompañar a caras más angulosas, mientras que las cejas arqueadas suelen ir bien con caras redondas o anchas. Lo más sensato es que te dejes guiar por la forma natural de tus cejas y la potencies.
  3. Dibuja la forma: con ayuda de un lápiz blanco marcaremos el contorno de la ceja que queremos mantener, dejando fuera el vello restante, que pasaremos a eliminar después. Para dibujar tus cejas tienes dos opciones:
  4. - Usar una plantilla de cejas: las hay de diferentes formas para adaptarse a todos los tipos de rostros.
    - Hazlo manualmente, siguiendo estos parámetros: marca el inicio de la ceja colocando un lápiz en paralelo a la nariz (donde el lápiz coincida con la ceja es donde esta debe empezar). Señala el punto más alto trazando una diagonal con el lápiz desde la aleta de la nariz hasta la ceja, pasando por el extremo externo del iris (donde el lápiz coincida con la ceja es donde la ceja marcará su punto más alto y comenzará a descender). Por último, delimita el final de la ceja haciendo una diagonal en la que el lápiz coincida con la aleta de la nariz y la esquina externa del ojo.

  5. Depila con pinzas: una vez delimitado el contorno de la ceja, retira los vellos sobrantes con cuidado, tensando suavemente la piel para facilitar la depilación. Hazlo siguiendo la dirección de crecimiento del pelo. Procura colocarte en un lugar con buena iluminación para no dejarte ningún vello y recuerda que el comienzo de la ceja siempre debe ser más grueso que el final.
  6.  Rellénalas: si tus cejas están ligeramente despobladas, rellena los huecos visibles con maquillaje específico. En las tiendas de cosméticos encontrarás tanto lápices como sombras de cejas que quedan muy naturales. Para este paso es muy importante no utilizar un tono más oscuro que el del vello de tus cejas (aunque sean muy oscuras, descarta el negro porque se notará demasiado).

Una vez hayas realizado estos pasos la primera vez, bastará con un retoque semanal para mantener tus cejas perfectas.