Cuidamos de ti y de tu hogar

Por qué no es recomendable el aceite de palma

Escrito por Redacción | abril 27, 2017 | Salud |
Oil palm fruit and cooking oil

El debate está abierto. Desde hace meses la polémica del uso del aceite de palma en los alimentos procesados se ha convertido en una conversación recurrente. Llevamos meses escuchando que es perjudicial para nuestra salud, por lo que ya son muchos los que se paran en los lineales de los supermercados a leer las etiquetas de los productos que compramos para ver si lo que nos llevamos a casa contiene o no este controvertido ingrediente.

¿Son muchos los productos que llevan aceite de palma?

Pongamos un sencillo ejemplo del que puede ser el menú de cualquiera de nosotros en un día normal. Nos levantamos, y para desayunar nos tomamos un tazón de cereales; a media mañana, comemos unas galletas; como aperitivo, abrimos una bolsa de patatas fritas y en el postre, terminamos con unas natillas; por la tarde, tomamos un sandwich de crema de cacao y por la noche, como no tenemos ganas de cocinar, cenamos una pizza precocinada. Conclusión: sin darnos cuenta, el aceite de palma ha formado parte de todas las comidas del día.

¿Por qué es malo el aceite de palma?

Los expertos señalan que el aceite de palma tiene una calidad nutricional baja. La ingesta de este ingrediente aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares porque produce un aumento del colesterol LDL, popularmente conocido como el “malo”, e indican que cuando el aceite de palma es sustituido por otros monoinsaturados (como el aceite de oliva) y poliinsaturados (girasol, soja) este riesgo se reduce.

Además, un estudio realizado en Barcelona ha comprobado por primera vez la vinculación que existe entre una dieta rica en ácido palmítico, componente principal del aceite de palma, y las probabilidades de desarrollar una metástasis en pacientes con cáncer.
Por su parte, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indicó en un informe que cuando este tipo de aceite se trata a temperaturas superiores a 200 grados se detecta en su composición un compuesto tóxico y cancerígeno: el glycidol.

¿Por qué tantos productos llevan aceite de palma?

Se ha convertido en el aceite más usado de la industria alimentaria por encima del de soja o el de colza, y uno de los motivos es que se trata de un ingrediente muy económico.

Pero no todo su éxito reside en el precio. Además, esta grasa vegetal tiene unas características que lo convierten en el ingrediente ideal de algunos alimentos procesados. Por un lado, puede mantener y almacenar coberturas porque se derrite a mayor temperatura que el chocolate, y por otro es muy apropiado para productos untuosos. También se enrancia más tarde que otros aceites, lo que asegura una mayor durabilidad del sabor.

¿Qué alternativas existen al aceite de palma?

Algunas cadenas de supermercado ya le han declarado la guerra y trabajan para sustituir el aceite de palma como ingrediente de sus productos de marca blanca. A pesar de ello, la batalla no es nada fácil, ya que la industria alimentaria advierte que, en muchos casos, el aceite de palma no se puede sustituir debido a esas propiedades de las que hablábamos anteriormente y que suponen una ventaja a la hora de la fabricación de determinados alimentos procesados.

Recomendaciones a tener en cuenta

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja limitar su consumo por contener cerca de un 50% de ácidos grasos saturados.

Ante todo, lo más importante es seguir una pirámide de alimentación saludable y evitar, en la medida de lo posible, la ingesta de productos portadores de grasas saturadas. Para ello, debes reducir el consumo de alimentos procesados y apostar por los alimentos frescos y la buena comida casera.

También te puede interesar: