Cuidamos de ti y de tu hogar

Diez productos imprescindibles en tu bolsa del gimnasio

Escrito por Redacción | junio 01, 2014 | Salud |
Diez productos imprescindibles en tu bolsa del gimnasio

Cada vez son más las personas que acuden con frecuencia al gimnasio en sus ratos libres para hacer un poco de ejercicio, practicar su deporte favorito o simplemente mantener su cuerpo en forma. Si eres uno de ellos, seguramente ya te habrás hecho con la bolsa del gimnasio que te permita tener a mano tanto los accesorios imprescindibles para practicar tu actividad como los cosméticos y productos necesarios para la ducha posterior. Porque el hábito de ducharse en el gimnasio no solo te permitirá ahorrar (tiempo y dinero) en casa, sino que además hará posible que siempre estés listo para cualquier cita inesperada o imprevisto.

VER TAMBIÉN: Siete consejos para mantener tu ropa deportiva sin olor

Por eso resulta esencial que nuestra mochila de deporte contenga los productos y accesorios necesarios para poder estar radiante incluso después de un duro entrenamiento. Estos son algunos que no pueden faltar en tu bolsa del gimnasio:

  • Secador tamaño viaje: resulta imprescindible si no queremos coger una pulmonía o aparecer en nuestra cita con el pelo descuidado. Los secadores de manos también sirven, pero, no nos engañemos, son incómodos y nos hacen perder el tiempo.
  • Gel y champú tamaño viaje: los encontrarás en cualquier supermercado o gran superficie. Son cómodos porque ocupan poco espacio, no pesan y se pueden ir rellenando. Si tu pelo es especialmente complicado como para lavarlo en el gimnasio o, simplemente, si a veces no tienes el tiempo necesario, ten a mano algún champú en seco que te permita revitalizar tu cabello en unos segundos. Es un producto ideal para emergencias.
  • Desodorante: no hay excusa para no llevarlo contigo porque hay tanto tamaños de viaje como toallitas desodorantes que además de refrescarte, cumplirán la misma función esencial.
  • Cepillo o peine: aprovecha tu paso por el vestuario del gimnasio para desenredar tu pelo (sobre todo después del lavado) y dejarlo acondicionado. Además, si tienes que peinarte formalmente para acudir a alguna cita imprevista lo echarás de menos.
  • Gomas del pelo: conviene tenerlas siempre a mano, tanto si tenemos tiempo de lavarnos el pelo, como si no es el caso, y tenemos que solucionarlo con un recogido. Una goma de pelo te ofrece muchas posibilidades para estar impecable.
  • Cuchilla de afeitado: tenerla siempre a mano garantizará que no pasemos ningún apuro, llevemos la ropa que llevemos después del gimnasio. ¿Una fiesta? ¿Una cita sorpresa? ¿Una reunión inesperada? Axilas y piernas siempre apunto con este fiel aliado en tu bolsa del gimnasio.
  • Cepillo de dientes: aunque no hayas comido nada, necesitarás lavarte los dientes tras el ejercicio para sentir tu aliento fresco. Nunca deberá faltar en tu bolsa del gimnasio un neceser con cepillo y pasta tamaño viaje.
  • Toallitas desmaquillantes o limpiador facial: esenciales para eliminar restos del maquillaje del día o simplemente eliminar las impurezas causadas por la sudoración del rostro. Sobre todo si te vas a volver a maquillar, son imprescindibles.
  • Polvos desodorantes para pies: utilízalos para refrescar tu calzado deportivo después del ejercicio y antes de guardarlo en tu bolsa o taquilla. También puedes aplicarlos en el calzado con el que vayas a salir a la calle, sobre todo, si es el mismo con el que has hecho deporte.
  • Crema hidratante: lleva al menos un «body milk» para hidratar tu cuerpo después de la sudoración y de la ducha, especialmente si sueles utilizar la piscina. De lo contrario, los efectos del cloro no tardarán en reflejarse en tu piel. Si es posible, hidrata también rostro y cuello.

Para ellos

Aunque la mayoría de los productos que consideramos necesarios en una bolsa de gimnasio son unisex, en el caso de los hombres sería conveniente añadir además un set de afeitado, gomina, espuma o cera de peinado, así como un agua de colonia refrescante.

Por último, tanto para ellos como para ellas resultará muy útil contar en tu mochila con una bolsa impermeable para guardar la ropa húmeda (toalla, bañador, chanclas, etc.) o, en su defecto, la ropa sucia. Este tipo de bolsitas nos ayudan a evitar olores desagradables causados por la acumulación de la humedad.

También te puede interesar: