Cuidamos de ti y de tu hogar

¿Qué es el Feng Shui? Claves para aplicarlo en decoración

Escrito por Redacción | diciembre 19, 2017 | Salud |
¿Qué es el Feng Shui? Claves para aplicarlo en decoración

Feng Shui significa literalmente en chino «viento y agua» y es un concepto relacionado con la filosofía taoísta de la ocupación armónica y consciente de los espacios de manera que fluya la energía positiva entre quienes los habitan. Sus orígenes se remontan al imperio chino en el que la estética era una cuestión capital e incluso se tenía en cuenta a la hora de orientar las tumbas.

Ha sido en los últimos años del siglo XX cuando el Feng Shui ha alcanzado un gran auge a nivel internacional con su implementación en la decoración de interiores. Su objetivo es conseguir el equilibrio visual y espiritual en los espacios de manera que transmitan serenidad y se conviertan en lugares confortables.

El Feng Shui se basa en el Chi, que es la energía de la naturaleza que debe concentrarse en los espacios que decoramos y ocupamos para beneficiarnos. La clave está en mantener el equilibrio entre la naturaleza, el ser humano y los materiales que conforman su habitat. por consiguiente, el Feng Shui busca armonizar el medio ambiente, la arquitectura y el diseño de interior, todos ellos contectados a través del ser humano, en busca del equilibrio perfecto.

Para que puedas implementar esta filosofía en la distribución de los espacios de tu hogar, aquí te resumimos las claves de la filosofía Feng Shui en la decoración:

- Limpieza: el punto de partida del Feng Shui consiste en liberarse de todo aquello que no necesitamos para dejar fluir la energía. Así, se busca conseguir espacios libres y despejados para conseguir una sensación de comodidad y orden reinante. Vaciar, limpiar y ordenar es el primer paso en el Feng Shui.

- El hall: la entrada al hogar tiene especial relevancia en la filosofía Feng Shui, ya que determina la energía que percibiremos nada más entrar a casa. Por eso es importante prestar atención a su decoración y conseguir un hall espacioso, confortable y agradable. Un toque de naturaleza mediante flores o plantas, algo de color y una luz cálida conseguirán ese efecto positivo. Como curiosidad debes saber que el Feng Shui implica no colocar espejos frente a la puerta, ya que se considera que la energía se refleja en ellos y se escapa por ella.

- El salón: es la zona de reunión de la casa, donde los habitantes de la casa se relacionan con las visitas y se producen charlas distendidas. El Feng Shui dicta disponer de los sofás enfrentados en ángulos de 90º de forma que fluya la comunicación. Evita colocar sofás de espaldas a la puerta y aprovecha las paredes para apoyarlos.

La iluminación debe ser confortable y transmitir positivismo por eso es recomendable establecer diferentes niveles de iluminación: generales y secundarios, mediante lamparillas y apliques. Es importante que ningún rincón quede demasiado oscuro. Además, cuanta más iluminación natural haya en la casa, mejor, incluso si necesitamos regularla con persianas venecianas a lo largo del día.

Lo ideal es contar con un comedor, bien aparte o bien integrado en el salón, en el que la mesa sea protagonista. En Este sentido, las formas redondas se consideran más armoniosas e integrables en el Feng Shui, por la condición de igualdad que establecen.

En general, es importante que los espacios sean abiertos y que no haya elementos que dificulten el paso o impidan que la energía fluya libremente. También es

- Dormitorios: son las zonas destinadas al descanso en la casa con la cama como protagonista de la estancia. Según el Feng Shui, debe colocarse en frente de la puerta, y en el rincón opuesto de la habitación, con el cabecero coincidiendo con la pared. Los colores del dormitorio han de invitar al descanso y ser suaves. Si es posible, también es recomendable establecer alguna zona de lectura, con una luz y una butaca sobre la que relajarse.

Evita colocar espejos frente a la cama ya que se considera que dificultan el sueño

Tanto en el salón como en los dormitorios, de acuerdo con el Feng Shui es necesario optar por tejidos naturales y maderas para integrar la naturaleza en el espacio. Los colores han de ser suaves y armoniosos, sin necesidad de prescindir de ninguna tonalidad.

- El baño: lo idóneo para la filosofía Feng Shui es que se sitúe lo más lejos posible de la cocina y la puerta de entrada, de manera que una no se vea desde las otras. A la hora de decorar el baño, es importante la limpieza y el orden, por lo que primarán los espacios diáfanos. Una planta es un elemento ideal para el baño, ya que integra la naturaleza en esta estancia y crea un buen equilibrio. Igualmente, la luz natural es un elemento imprescindible para el baño según el Feng Shui. En este espacio, las velas servirían para incluir el elemento fuego, purificador de las energías, según esta filosofía.

Lo ideal es que el inodoro quede oculto tras algún muro o mueble para que no se vea al entrar.

- La cocina: es preferible que sea independiente para que las energías no se mezclen. Lo ideal es que la vitrocerámica o el fuego esté frente a la puerta para no dar la espalda y bien separada de la zona de agua, para no mezclar elementos. Para dar armonía, aprovecha al máximo la luz natural, incorpora la madera al mobiliarios y decora con plantas naturales, que pueden ser hierbas aromáticas para cocinar.

- Exteriores: en caso de tener terraza o jardín las plantas serán elementales para integrar el Feng Shui, cuantas más, mejor. Asimismo, instalar una fuente o estanque si es posible resultaría ideal para integrar el agua en la decoración.

También te puede interesar: