Cuidamos de ti y de tu hogar

¿Qué es la vista cansada?

Escrito por Redacción | septiembre 26, 2017 | Salud |
¿Qué es la vista casada?

Conocida popularmente como vista cansada, la presbicia es un problema visual que ocurre como consecuencia del envejecimiento del cristalino, que es la lente natural de nuestro ojo. Es una anomalía que impide la correcta acomodación del ojo a la hora de enfocar los objetos cercanos, lo que se traduce en una falta de nitidez en la visión a esta distancia que gradualmente se va incrementando.

Los problemas de vista cansada suelen comenzar en torno a los 40-45 años y van agravándose progresivamente hasta que resulta imposible leer de cerca, por ejemplo. Es una anomalía que empeora de manera irreversible y que únicamente se puede solucionar con cirugía o compensar mediente el uso de lentes de contacto especiales.

El problema suele detectarse mediante un síntoma muy común que es alejar los objetos para compensar la dificultad para leer etiquetas de envases, letras en las pantallas de algún dispositivo, cartas, libros, etc. este movimiento de alejar el objeto permite acomodar el enfoque y lograr mayor nitidez, pero es el primer aviso de que tenemos vista cansada. Otro síntoma claro es la dificultad de visión en entornos poco iluminados o la sensación de cansancio tras la jornada laboral, especialmente en puestos que implican el uso constante del ordenador.

En ocasiones, es posible que antiguas anomalías del ojo, como la miopía, se vean empeoradas a la vez que aparece la presbicia.

Se puede decir que la vista cansada afecta al 100% de la población en algún momento de su vida, especialmente en la actualidad, cuando la esperanza de vida se ha alargado tan notablemente.

Gafas progresivas

Los especialistas recomiendan el uso de gafas progresivas ante los primeros síntomas de presbicia. Este tipo de gafas permiten al usuario poder ver a todas las distancias sin tener que cambiar de gafas. Son lentes que aúnan diferentes tipos de graduaciones a lo largo de su superficie para abarcar todas las distancias. Así, la mirada al frente incluye graduación para ver de lejos, mientras que la mirada baja, en la parte inferior, está graduada para acomodar la vista a los objetos cercanos. Entre ambos campos suele haber uno intermedio para las distancias medias, como el ordenador, por ejemplo.

Tradicionalmente, las personas con presbicia utilizaban gafas bifocales, que incluían en cada lente una ventana con una graduación para ver de cerca. Este tipo de gafas han quedado en desuso con la aparición de las lentes progresivas, que también tienen una visión en lentes de contacto: las lentillas multifocales.

Ante las primeras dificultades para ver con nitidez objetos cercanos o leer de cerca, conviene acudir al oftalmólogo para que valore adecuadamente el estado de nuestra vista y nos prescriba el tratamiento más idóneo.

También te puede interesar: