Cuidamos de ti y de tu hogar

Rutina coreana para el cuidado de la piel, paso a paso

Escrito por Redacción | agosto 21, 2018 | Salud |
Rutina coreana para el cuidado de la piel, paso a paso

Si estás interesado en explorar la famosa rutina coreana de belleza de diez pasos o incluso tienes preguntas sobre dónde empezar, estás leyendo en el lugar correcto. Lo creas o no, dedicar tiempo y energía a cuidar tu piel también puede aumentar la sensación de bienestar.

La rutina coreana antiedad puede ayudar a las personas a ver una mejora profunda en la salud de la piel, ya sea ayudando a prevenir brotes, a reducir la hiperpigmentación y/o manchas oscuras, o conseguir un brillo fresco.

La rutina de belleza coreana no incluye necesariamente 10 pasos exactos, pero en general, la rutina de belleza coreana incluye varios pasos y se centra en mejorar la piel suavemente. Lo hace a través de capas hidratantes y nutritivas con resultados que realmente duran. Lo que más nos gusta de la filosofía coreana del cuidado de la piel es que, fundamentalmente, la rutina se trata de respetar tu piel.

Respetar el ecosistema de la piel

En lugar de utilizar ingredientes agresivos que despojen a la piel de su barrera natural, se trata de trabajar con el ecosistema de tu piel y de limpiarla, hidratarla, nutrirla y protegerla para que pueda prosperar. Las personas que pensaban que su piel era naturalmente reactiva y sensible, o las personas que creían que los brotes nunca podrían mejorar, o las personas que creían que los signos del daño solar eran parte de envejecer han visto resultados con la rutina de belleza coreana que dice lo contrario.

En definitiva, no se trata de seguir a rajatabla el régimen de 10 pasos, sino de adaptar la rutina a las necesidades de tu piel, según su tipo y su entorno, y centrarse en mejorar realmente la piel desde adentro mediante una rutina suave pero potente de múltiples capas.

PASO 1. Limpiador a base de aceite

En la rutina coreana para piel grasa, la limpieza doble se ha vuelto muy conocida entre los entusiastas de la belleza. El limpiador a base de aceite es el primer paso de limpieza doble. El aceite y el agua se repelen entre sí, por lo que un simple limpiador a base de agua y espuma no eliminará eficazmente todas las impurezas a base de aceite en la piel. El maquillaje y nuestro propio sebo, se eliminan de forma más efectiva con un limpiador a base de aceite. Pero si tienes la piel grasa y problemática, prescinde de este paso y usa un agua micelar.

PASO 2. Limpiador a base de agua

Haz un seguimiento con un segundo limpiador a base de agua para eliminar suavemente los residuos restantes. Este proceso de limpieza en dos pasos ayuda a eliminar las impurezas sin secar la piel o tirar demasiado fuerte de ella. Te recomendamos los limpiadores de PH bajo y sin detergentes, ya que son muy suaves y menos perjudiciales para la barrera de la piel. Te recomendamos el agua micelar para este fin.

PASO 3. Tónico

Muchos se preguntan si un tónico es realmente necesario. La verdad es que sí lo es, especialmente si usas aceites faciales. Los tónicos ayudan a equilibrar el PH de la piel, que es vital para la salud de la misma, y también ayudan a reactivar la hidratación. Recuerda que hay tónicos para cada tipo de piel (las coreanas distinguen entre muchos tipos de tónicos). Usa uno apropiado para ti.

PASO 4. Esencia

Mientras que la función principal de un tónico es ayudar a equilibrar elPH de la piel, la esencia se encarga de empapar la piel con hidratación para ayudar a crear un entorno de piel más saludable. La hidratación es la clave para la vida y para preparar la piel para el resto de la rutina. Piensa en la piel como una esponja. Cuando está hidratada y recargada, es menos quebradiza y todo se absorbe mejor.

PASO 5. Tratamientos

Aquí es donde la rutina de belleza se convierte en personalizada. Este paso de tratamiento consiste en elegir los ingredientes que son mejores para tus necesidades personales de cuidado de la piel. Ya sea que estés enfocada a corregir la hiperpigmentación, calmar los brotes o conseguir una piel más luminosa, estos productos generalmente se concentran con ingredientes activos. Puedes mezclar y combinar diferentes tratamientos juntos. La regla general aquí, y siempre, es aplicar desde la textura más fina hasta la textura más gruesa.

Este paso de la rutina coreana para piel sensible, mixta o grasa es particularmente importante porque brinda una oportunidad para que realmente conozcas tu piel.

Es posible que te preguntes cuál es la diferencia entre sueros y ampollas. Son muy similares porque son fórmulas concentradas diseñadas para ayudar a combatir un problema específico de cuidado de la piel. Típicamente, las ampollas están un poco más concentradas y, por lo tanto, son más potentes que los sueros.

PASO 6. Contorno de ojos

El área del ojo es la zona más delicada de la cara con la piel más delgada, similar al área del cuello. Esto significa que la pérdida de humedad ocurre más rápido, y es por eso que comenzamos a ver arrugas y líneas finas alrededor de los ojos antes que otras áreas de la cara. Mantener el área de los ojos bien hidratada es clave para mantener saludable el área de los ojos. Una recomendación es que lo más pesado no siempre es mejor para el área de los ojos. A veces, el área del ojo también puede formar milia más fácilmente (protuberancias blancas molestas) si una crema para los ojos es demasiado oclusiva y pesada.

PASO 7. Crema hidratante

Sellar todo para bloquear la humedad y todos los tratamientos que acabas de aplicar es el toque final. En este paso lo mejor es optar por un humectante que sea adecuado para tu tipo de piel. Por ejemplo, para los tipos de piel más secos, las hidratantes más grasas son una gran opción ​​con unas gotas de aceite facial mezclado. Para los tipos de piel más grasos, los humectantes a base de gel son los más apropiados.

PASO 8: Factor de protección solar

Este es el paso más importante para proteger tu piel. Aunque esté nublado, todas las mañanas aplica Factor de Protección Solar. Y si sales al sol, recuerda volver a aplicar a las dos horas. Encontrarás cremas hidratantes con protección solar incorporada, e incluso «BB cream» con protección y color incorporados.

Con este gesto, ayudas a proteger tu piel contra el cáncer, pero también previenes las arrugas y las manchas.

PASO 9. Exfoliación

Dependiendo del exfoliante, puedes exfoliar diariamente o algunas veces por semana (consulta las indicaciones del fabricante). Típicamente, este paso viene después de la limpieza y antes de tonificar.

La exfoliación es un paso importante para incluir en tu rutina de cuidado de la piel, ya que el proceso de renovación celular se ralentiza a medida que envejecemos, y las células muertas de la piel pueden causar problemas que eventualmente conducen a brotes potenciales, piel menos luminosa y menos absorción de los productos faciales.

PASO 10. Mascarillas

Las máscaras de lámina o sábana son especialmente buenas porque son fáciles de usar, no se necesita lavado, e inundan la piel con hidratación e ingredientes activos. Utiliza una máscara de sábana después de limpiar y tonificar, y luego séllala con un humectante.

Si intentas prepararte para un gran evento, un gran truco es usar una máscara de láminas diariamente durante cinco días seguidos. Tu piel estará luminosa y jugosa el quinto día.

Si bien esto puede parecer que son demasiados pasos, toda esta rutina lleva menos de unos minutos una vez que la dominas. Si buscas ese resplandor saludable esta rutina puede transformar realmente su piel.

También te puede interesar: