Cuidamos de ti y de tu hogar

Seis tratamientos de belleza que funcionan mientras duermes

Escrito por Redacción | mayo 25, 2014 | Salud |
tratamientos_belleza_dormir

Ninguna mujer es ajena a los buenos resultados de cualquier tratamiento de belleza, pero, ¿quién tiene tiempo? El trabajo, los hijos y las ocupaciones diarias apenas dejan tiempo para dedicar a uno mismo, y menos en cuestiones de belleza.

¿Has pensado alguna vez que puedes aprovechar las horas de sueño para cuidarte? No se trata de pasar la noche en vela entre mascarillas y exfoliantes, sino de aplicar tratamientos en nuestra piel y en nuestro cabello que puedan funcionar mientras dormimos.

Aquí te damos algunas ideas:

  • Mascarilla para el pelo: tienes el cabello encrespado, sin vida ni brillo. No te preocupes. Lávate el pelo por la noche, elimina la humedad y aplícate una mascarilla por todo el pelo. Procura eliminar con una toalla de papel el exceso de producto, colócate una cinta que te despeje la cara y acuéstate a dormir protegiendo tu almohada con alguna funda. Al día siguiente no tendrás más que aclarar la mascarilla para disfrutar de una melena renovada. Resulta un cuidado muy sencillo, ideal para aplicar una vez por semana.

VER TAMBIÉN: Siete consejos para reparar el cabello dañado

  • Repara tus pies: aprovecha las noches para luchar contra grietas y durezas de los talones y las plantas. Solo tienes que usar alguna crema reparadora o mascarilla específica para pies y cubrirlos con un calcetín del algodón para potenciar el efecto (algunos tratamientos incluyen un calcetín especial). Puedes aprovechar la ducha de por la mañana para utilizar la lima o la piedra pómez y así completar el tratamiento. En unos días, ¡pies nuevos!
  • Manos y uñas suaves: al igual que hacemos con los pies, la noche es el momento ideal para nutrir y reparar las manos con una mascarilla de parafina. Utiliza guantes de algodón para intensificar la acción del producto. Para conseguir un resultado de salón de belleza, exfolia antes tus manos cada noche (puedes usar un exfoliante de manos o elaborar uno casero con azúcar moreno, aceite de oliva y miel). Por la mañana presumirás de manos suaves.
  • Bolsas en los ojos: evita amanecer con ojos somnolientos preparando una mascarilla casera a base de aceite de almendras y yogur natural. Aplícalo en la zona de las ojeras y déjalo secar antes de acostarte.
  • Labios jugosos: hazte con un buen exfoliante labial para usar después de cepillarte los dientes cada noche. Utilízalo y a continuación hidrata tus labios con un buen bálsamo labial. Aplica una cantidad generosa para garantizar que el producto te hidratará durante toda la noche. Tras unos días de tratamiento notarás unos labios recuperados.
  • Por supuesto, la noche es también momento ideal para aplicar cualquier tipo de sérum o tratamiento facial en crema, siempre después de la limpieza, así como otros tratamientos reductores corporales.

También te puede interesar: