Cuidamos de ti y de tu hogar

Siete formas sencillas de aliviar el estrés

Escrito por Redacción | abril 13, 2014 | Salud |
Formas de aliviar el estrés

Cualquier persona sabe lo que es vivir un momento, un día o una temporada con mucho estrés. La cantidad de actividades y responsabilidades que cargamos sobre nuestros hombros la mayoría de los adultos, e incluso algunos niños, a veces acaban por minar el ánimo y poner en riesgo nuestra salud.

Por ello es importante saber controlar, canalizar y reducir ese agobio que a veces parece dominar nuestro día a día y que a menudo dificulta nuestras relaciones con los demás, especialmente con los miembros de nuestra familia.

Te proponemos una serie de ideas fáciles de llevar a cabo para combatir el estrés cuando lo necesites:

    • Respiraciones: cuando sientas que vayas a estallar, unas simples respiraciones te pueden ayudar a recobrar la normalidad. Deja de hacer lo que estés haciendo, intenta aislarte, toma asiento y realiza diez respiraciones profundas con los ojos cerrados (inhala por la nariz y exhala por la boca). Si es posible, para hacerlo, recuéstate con una almohada bajo las rodillas y coloca las manos a continuación de las costillas para sentir cómo entra y sale el aire. Notarás un alivio considerable.
    • Date un baño: de vez en cuando merece la pena dedicar algo de tiempo a un baño caliente con aromas y música relajante. Busca el momento adecuado, sin compañías, sin prisas ni ruidos alrededor.
    • Aromaterapia: los embriagadores aromas de los aceites esenciales proporcionan una inevitable sensación de calma. Aplícalos por tu cuerpo y, si tienes la posibilidad, date un masaje. Sentirás que tu organismo se reinicia.
    • Un poco de humor: la risoterapia es una excelente forma de combatir la tensión y las preocupaciones y puede estar al alcance de tu mano mediante cualquier película de humor, comedia teatral o libro. Cualquier cosa que te haga reír a carcajada limpia permitirá que liberes tensiones y dejes de lado el estrés.
    • Haz ejercicio: una buena sesión de deporte o ejercicio físico te ayudará a desconectar de las preocupaciones y quehaceres diarios. Cuanta más concentración te exija dicha actividad, más desconectará tu mente del estrés. El yoga o el pilates, por ejemplo, resultan ideales para alcanzar este objetivo.
    • Come chocolate negro: un pequeño placer para el paladar puede ayudarnos a liberar tensiones. El chocolate negro (aquel que contiene al menos un 70% de cacao) contrarresta los niveles altos de cortisol, una hormona que liberamos en exceso cuando estamos estresados. Introducir el té negro o las nueces en tu dieta habitual tendrá los mismos efectos.

VER TAMBIÉN: Diez alimentos saludables que te dan la felicidad

    • Duerme: descansar el tiempo adecuado es básico a la hora de eliminar el estrés. Si esa noche no has podido dormir suficientes horas intenta acostarte entre 20 y 30 minutos para desconectar y reiniciar cuerpo y mente.